¡Basta de vejaciones! Por dignidad.

Imagen de fbolear
Fernando Bolea Rubio

El circo neoliberal sigue haciendo bailar a sus monos. El súper capitalismo disfrazado de mercados financieros oculta su cara y hace hablar a sus muñecos. El capital es listo, sí señor. Ha inventado esa figura comercial genérica que nadie conoce, para mover desde el anonimato la economía a su voluntad; imponiendo unas tesis, cuyos malos efectos, están padeciendo las sociedades de todas las partes del mundo. Así no se puede seguir. Es necesaria una reacción de la izquierda, del sindicalismo, de la juventud para superar su estatus basura. Hay que fijar el punto de inflexión, el cambio de sentido, porque con crisis o sin crisis no se puede perder más.

Lo que esta ocurriendo es vergonzoso. Un locuaz catedrático ha dicho en la SER que lo que se pretende es que: “sobre el 2015, la gente sea más barata y prescindible”. Es cierto, ése es el fin. Y, por tanto, la clase trabajadora y la sociedad afectada debe decir basta de vejaciones y reaccionar por dignidad. Lo que esta en juego es muy serio. Se quiere abaratar el coste del trabajo y despedir aun con mayor facilidad. No cabe duda, de que el poder financiero quiere aprovechar esta crisis para que más parte de las rentas del trabajo vayan a incrementar sus ganancias propias. Parecen enfermos, nada para el trabajador. Toda la culpa de lo que ocurre es por tener que pagar un salario. Hace poco decía un rico venido a menos: “Antes por el almuerzo te picaban la viña”.

Todos los avances salariales y sociales de los últimos treinta y cinco años, que tanto esfuerzo costó conseguirlos, se pueden ir perdiendo paulatinamente, si no se empieza a responder de inmediato. Los neoliberales no van a parar de bailar, cada día llevan más ritmo, están más firmes, tienes más descaro, controlan más medios de comunicación y tribunas de opinión. Los protege y financia la banca. Ríen sus gracias, los de su misma condición que se sientan en las mesas de los gobiernos.

Hay una persona muy mona, que cada vez que habla le debe hacer perder al PSOE cien mil votos. Es una autentica máquina electoral del PP. Sin embargo, desde el Gobierno guardan silencio y otorgan. ¿Acaso no se dan cuenta del mal electoral que les esta haciendo? Lo último de él ha sido, que el Banco de España atribuya el desempleo a los salarios, al considerar que las rigideces salariales que hay en España son la causa principal de la gran bolsa de paro. Este señor es un indocumentado y un provocador social, al que no habría que hacerle caso, porque para los trabajadores lo primero es el empleo y lo saben defender.

Pretende ligar los salarios a la productividad sin contabilizar la inflación, para que las retribuciones sean inferiores a los precios; recibiendo por estas causas y sin ninguna consideración -como se merece, al haber perdido el respeto a los trabajadores- una dura crítica de UGT, al decirle que los datos que maneja el Boletín del Banco de España son completamente falsos. Añadiendo, que el Gobernador en vez de preocuparse por los 4 millones 700.000 personas desempleadas, su única obsesión es ver como las empresas, cómo los grandes empresarios y la banca mantienen su tasa de beneficios. Todo ello para ocultar el que uno de los responsables de la actual crisis, de la burbuja inmobiliaria fue el Banco de España.

Hay marionetas que bailan en compañía y con cobertura musical de primer nivel, como hace el diario El País, con el clan de los 100 economistas neoliberales de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), que según el catedrático Vicenc Navarro: “esta financiada primordialmente por las bancas, por las cajas y por las compañías de seguro. Entre sus mayores patrocinadores están el Banco Sabadell, el Banco Popular, Caja Madrid, BANESTO, el Banco Santander, BBVA, La Caixa, y un largo etcétera”. Con estas uvas, se conoce la cosecha. Así, acaban de hacer nueve propuestas. “Nueve propuestas para bajar los sueldos”, según Isaac Rosa (Público). Su objetivo es, influir en las actuales conversaciones entre sindicatos y empresarios para reformar la negociación colectiva, sin ser invitados a la ceremonia. ¿Pero qué se creen que son? ¿Acaso se han presentado a elecciones, como lo han hecho los interlocutores empresariales y sindicales?

Solo son servidores de dioses mayores, que tampoco están ni se les espera. Que por cierto, no significan nada en términos de representación; pero aspiran a ocupar un trono en el Olimpo, dado que entre la guasa general estos expertos propugnan, la creación de un órgano que reúna a empresarios, sindicatos y expertos (o sea ellos) para analizar los costes laborales y realizar recomendaciones. Que bonito, ¿verdad?; sin embargo, la sugerencia no vale nada, dado que los negociadores ya tienen sus correspondientes técnicos y expertos. Con esta acción, esta gente demuestra que no tiene medida. Aunque si se desea que no molesten, habrá que dirigirse con mala cara a los gigantes que no enseñan la mano, cuando mueven las marionetas antiobreras.

Por lo demás, en esta jaula también piden desligar salarios e inflación en los convenios, vinculándolos solamente a la productividad. Con la condición, de que los salarios reales tienen que crecer menos que la productividad. Otra de sus propuestas es, permitir el descuelgue salarial de los convenios. Piden convenios de sector y eliminar los provinciales. Defienden mejorar la competitividad de las empresas. Desean limitar a un año la prórroga indefinida actual de los convenios. Abogan por arbitrajes obligatorios y vinculantes, en caso de no haber acuerdo en la negociación colectiva. Siendo, en definitiva, todo un catalogo del horror y de la desvergüenza.

El caso es, que los ataques a los asalariados y al movimiento sindical no acaban aquí. A causa de que otro grupo de economistas ligados a la Asociación Libre de Economistas, con 300 neoliberales más, han elaborado un decálogo que pide más de lo mismo: ligar los salarios a la productividad y al beneficio de la empresa, advierten de que las cláusulas de salvaguardia han frenado la creación de empleo y obligado a ajustar plantillas en tiempos de crisis, destacan efectos negativos en la prórroga automática de los convenios, plantean fomentar la negociación colectiva en la empresa e incentivar una rebaja en la duración media de los convenios. En vista de todo lo cual, tengo la absoluta seguridad, de que todo este ejercito de salvadores interesados no ha negociado un convenio nunca, ni ha hecho en su vida una Plataforma Reivindicativa; porque si lo hubieran hecho, no tendrían la desfachatez de hacer estas propuestas, por mucho que se eleve su caché en las conferencias a impartir.

Para incrementar la competitividad hay que hablar de unos conceptos totalmente diferentes, a lo que se plantea. Eso pasa por la participación laboral y por sistemas de compensación, lo que estas personas parecen desconocer. Sí queda claro, que hay en total 400 seres humanos (100 más 300) bolígrafo en mano, para hacer doblar las rodillas a los sindicatos. Más todo lo que va a venir de la Unión Europea, para los países del sur, con el mal llamado Pacto de Competitividad, de la canciller Angela Merkel y sus liberales afines. En cualquier caso, si se cogieran de la mano todos los profesores y economistas que conozco, que hablan y escriben de relaciones laborales y no tienen ni idea, podrían abarcar la basílica del Pilar. La productividad se aumenta tratándola con los ingenieros, no con economistas ni abogados.

Por el contrario, también surgen esperanzas. Frente a la dictadura de los mercados y de sus mensajeros, ha nacido el “manifiesto de los economistas franceses aterrados”, de corte progresista, que descubre diez falsas evidencias y aporta veintidós medidas a la discusión. Haciendo afirmaciones tales como: “La crisis ha demostrado que los mercados no son eficientes”. “El lugar preponderante ocupado por los mercados financieros no puede llevar a eficacia alguna”. “Prohibir a los bancos especular por su propia cuenta para evitar la propagación de las burbujas y de las quiebras”. “Reforzar significativamente los contra-poderes en las empresas, para obligar a las direcciones a tener en cuenta los intereses del conjunto de las partes interesadas”. “Aumentar el esfuerzo presupuestario en materia de educación, de investigación, de inversión en reconversión ecológica... para establecer las condiciones de un crecimiento sostenible que permita un fuerte descenso del paro”.

“Se han multiplicado las reducciones de impuestos y de cotizaciones (sobre los beneficios de las sociedades, sobre los ingresos de los particulares más acomodados, sobre los patrimonios, sobre las cotizaciones patronales...), pero su impacto en el crecimiento económico sigue siendo muy incierto”. “Con el dinero ahorrado de sus impuestos, los ricos han podido adquirir títulos (portadores de interés) de la deuda pública emitida para financiar los déficits públicos, provocados por las reducciones de los impuestos”. “El aumento de la deuda pública en Europa o en Estados Unidos, no es el resultado de políticas keynesianas expansionistas o de políticas sociales dispendiosas, sino más bien de una política a favor de las capas privilegiadas”. “Se establece un mecanismo de retribución al revés, desde las clases populares hacia las clases acomodadas, vía la deuda pública cuya contrapartida es siempre la renta privada”.

“Coexisten dos visiones de Europa sin osar enfrentarse abiertamente. Para los socialdemócratas, Europa hubiera debido proponerse el objetivo de promover el modelo social europeo, fruto del compromiso social de la época posterior a la Segunda Guerra Mundial, con su protección social, sus servicios públicos y sus políticas industriales, construyendo una muralla defensiva frente a la globalización liberal. Sin embargo, Europa no ha querido asumir su especialidad. Actualmente la visión dominante en Bruselas y en el seno de la mayoría de los gobiernos nacionales es la contraria, a la de una Europa social adaptada a las exigencias de la globalización”.

“Quienes han aceptado apoyar financieramente a los países del sur quieren imponer en contrapartida un Pacto de Estabilidad. La Comisión quiere imponer a los países una larga cura de austeridad, para volver a una deuda pública inferior al 60% del PIB. Si hay un avance hacia un gobierno económico, es hacia un gobierno que en vez de aflorar el torno de las finanzas, va a imponer la austeridad y profundizar las reformas estructurales en detrimento de las solidaridades sociales en cada país y entre los países”. “La crisis ofrece a las elites financieras y a las tecnocracias europeas la tentación de establecer la estrategia del choque, aprovechando la crisis para radicalizar la agenda neoliberal”. “La crisis va a permitir imponer fuertes reducciones de los gastos sociales, objetivo incansablemente buscado por los paladines del neoliberalismo”. “Se debe abandonar la doctrina neoliberal, que descansa sobre la hipótesis hoy indefendible de la eficiencia de los mercados financieros”.

Como se observa, todo un tratado de realidad que por su importancia resulta sumamente interesante a nivel político y sindical. ¡Qué diferencia con lo que se propone en España! No dice que hay que combinar formulas salariales, para que los sueldos pierdan valor. Es otra forma de pensar, otro análisis de la situación, son otros los intereses a defender. Nuestra vía es la de la socialdemocracia, con su modelo social europeo y su estado de bienestar. Debiéndose saber, que será mas fácil mantenerlo que en su momento fue conquistarlo. ¿Alguien está dispuesto a dejarlo perder?

También se producen satisfacciones que es bueno trasladar, como la canción “There is a power in a Union” (Hay poder en un Sindicato), un conocido himno obrero, compuesto por Joe Hill en 1.913 y que el 6 de marzo, unos 20 músicos han grabado en Wisconsin, en apoyo de la lucha de los trabajadores públicos del estado, con el Tea Party del Partido Republicano, que pretende eliminar al sindicato para que pierdan fuerza los demócratas de Barack Obama. De lo cual debería tomar buena nota Marcelino Iglesias, para que no empiece los mítines criticando a UGT.

Hay poder en un Sindicato1

 

Hay poder en una fábrica, poder en el campo

poder en las manos del trabajador

pero no sirve de nada si no permanecemos juntos

hay poder en un Sindicato

 

Ahora las lecciones del pasado se han aprendido con sangre de los trabajadores

que tuvimos que pagar por los errores de los patronos

desde las ciudades y las tierras de labor a las trincheras llenas de barro

la guerra siempre ha sido el camino de los patronos, señor.

 

La Union siempre defiende nuestros derechos

Abajo los esquiroles, abajo el gobernador, unidos todos los trabajadores

con nuestros hermanos y hermanas de muchas tierras lejanas

hay poder en un Sindicato

 

Ahora espero la mañana que ellos se den cuenta

que la brutalidad y las leyes injustas no nos pueden derrotar

pero ¿quién defenderá a los obreros que no puedan organizarse

cuando los jefes manden a sus lacayos para engañarnos?

 

El dinero habla de dinero, el demonio por si mismo

¿quién viene a hablar de la piel y del hueso

que apoyo para la viuda, que luz para el niño?

hay poder en un Sindicato.

 

La Union siempre defiende nuestros derechos

Abajo los esquiroles, unidos todos los trabajadores

con nuestros hermanos y hermanas permaneceremos juntos

hay poder en el sindicato

 

 

Fernando Bolea Rubio

11.03.2011Sindicalista

Añadir nuevo comentario

REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO EN ARAGÓN

Páginas