ANTE EL PRIMERO DE MAYO DE 2009

Imagen de hlafozr
Herminio Lafoz Rabaza

 

La trampa está tendida. Se nos intenta convencer de que la salida de la crisis consiste en más de lo mismo, consumir para producir y producir para consumir. Hay que reanimar el sistema, inyectar dinero público en las estructuras financieras… Pero, ¿no han  sido esas mismas estructuras las que han timado a los trabajadores del mundo? Y las soluciones de la derecha aliada del capital nacional ofertan al público la mágica solución: abaratamiento del despido. Pero si en ningún país de Europa es tan fácil despedir a los trabajadores. Y si no véanse los 4.000.000 largos. ¿Es que abaratar el despido traerá como consecuencia la recolocación automática de los parados?

Si perdemos la perspectiva de clase no podemos ver otras soluciones. No se trata de que los trabajadores vayan a destruir los medios de producción; se trata de cambiar la forma en que se produce. Que los trabajadores tengan poder de decisión en el cambio necesario hacia una nueva forma de sociedad.

No podemos permitir esta amenazadora alianza entre el poder sin control y la corrupción que puede acabar con la democracia. No podemos dejar que la corrupción política encuentra el apoyo entre los trabajadores y que con sus votos consagren una forma espúrea de democracia.

Compañeros, no sólo debemos reivindicar mayor protección ante la crisis, eso ya es un derecho, el trabajo es un derecho constitucional; debemos reclamar control del capital por el Estado y las instituciones democráticas de las que nos hemos dotado, y una mayor participación en las decisiones que nos afectan.

Compañeras, es preciso que en nuestro vocabulario vuelvan a entrar términos como educación, formación, solidaridad, conciencia social. Volver a repensarnos como clase.

Compañeros y compañeras, hoy nuestras reclamaciones no pueden ser otras que la defensa de la dignidad del trabajo y la lucha por un cambio radical, tanto nacional, como internacionalmente, del modelo de crecimiento.

Delante de los que nos precedieron en la lucha, sellaremos una vez más el compromiso de la memoria que nos debe dar fuerzas para afrontar los desafíos que nos esperan.

¡Viva el 1º de mayo!

Manifiesto  leído en los actos conmemorativos del Primero de Mayo en los Pozos de Caudé.

  • José Ramón Villanueva Herrero

     

     

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Tal vez no seamos plenamente conscientes de que estamos asistiendo a un “cambio de época” con respecto a lo que hacíamos y vivíamos hasta hace bien poco tiempo y para el que todavía no tenemos capacidad de vislumbrar su futuro.

  • José Ramón Villanueva Herrero

    De un tiempo a esta parte estamos asistiendo a cómo las derechas españolistas, aprovechando la tensa situación política generada por el conflicto catalán, intentan monopolizar el sentimiento patriótico de una manera excluyente y como ariete político frente

  • José Ramón Villanueva Herrero

    En los momentos actuales, ante la irrupción en el panorama político de peligrosos populismos derechistas de corte autoritario, cuando no abiertamente fascistas que apelan a las pasiones y a la visceralidad en sus mensajes políticos, resulta más necesario que nunca que los sectores progresistas reafirmen su defensa de los valores de la memoria democrática que, a fecha de hoy, sigue siendo una de

  • José Ramón Villanueva Herrero

    El 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, se ha convertido en una profunda reivindicación y defensa de los derechos de la mujer en sentido amplio, a la importancia de la misma en la sociedad actual y, en consecuencia, en la lucha contra e

  • José Ramón Villanueva Herrero

    En pleno fragor pre-electoral, en estos días en que se recuerda el 80º aniversario de la triste muerte en el exilio de Antonio Machado, nos viene a la memoria aquellos versos del poeta cuando en su célebre «Retrato»

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Durante la última década la Unión Europea (UE) ha sido golpeada por una creciente marea de un euroescepticismo cuyas olas, bien fueran debidas a las consecuencias de la crisis económica global o bien a los efectos de las políticas migratorias, h

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Resulta evidente que la crisis global iniciada en 2008 ha socavado los cimientos de nuestro modelo de Estado del Bienestar y esta devastación ha tenido un soporte ideológico, el neoliberalismo, que ha dado muestras de una codicia desmedida, abanderando así un agresivo fundamentalismo antisocial. Este fenómeno ha sido analizado por Naomi Klein en su libro Doctrina del shock, obra en la que condena de forma contundente los abusos de lo que llama “capitalismo del desastre”...