Cómo implantamos el Comunismo Libertario en Mas de las Matas

Portada Como Implantamos el comunismo Libertario en más de las MatasA la hora de estudiar el levantamiento armado anarquista que se produjo en Mas de las Matas en diciembre de 1933, es de vital importancia encuadrar este movimiento en la vida política y social de España, y concretamente en la situación interna del movimiento anarquista español, el cual se encontraba en estos momentos fuertemente impregnado de las ideas de acción directa propugnadas por la FAI. Hay que tener muy en cuenta a la hora de ver el discurrir de los hechos que el levantamiento se produjo no a causa de las tensiones internas del pueblo, sino como respuesta  un dictado que provenía de fuera. Si bien es cierto que existían ciertas tensiones estructurales, en este episodio que ahora vamos a tratar no fueron éstas las causantes del levantamiento, sino que fue una actuación que hay que encuadrar en el ámbito estatal, como respuesta a la política del Estado y no sólo a los problemas inherentes al pueblo de Mas de las Matas.

La orden de levantamiento llegó el día siete de diciembre a Mas de las Matas a través de dos hombres (El Bosque y el Velán), que se acercaron hasta el pueblo caminando desde Calanda. Desde Mas de las Matas las órdenes siguieron la ruta hasta Castellote y Aguaviva. Del primero de los pueblos acudió a Mas de las Matas un solo hombre (el Chocolatero), de Aguaviva bajaron once, armados desigualmente1. Tras asegurarse de que la gente de derechas del pueblo no tenía ninguna sospecha de lo que iba a acontecer, los anarquistas intentaron tomar la noche del siete al ocho el cuartel de la Guardia Civil, en el cual se hallaban tres guardias, y la Fonda del Chapa, en la cual se alojaban los restantes, que en este momento eran cuatro guardias y el cabo.

La acción comenzó a la una de la mañana. Lo primero que se hizo fue cortar el suministro eléctrico en el pueblo, tras lo cual se enviaron dos grupos numerosos al cuartel de la Guardia Civil y a la fonda, al mismo tiempo que fueron grupos más reducidos (de dos o tres personas) a las casas de aquellos hombres de derechas de los cuales se sospechaba que pudiesen tener armas y presentar resistencia al levantamiento.

Cómo implantamos el Comunismo Libertario en Mas de las Matas