CONFIANZA EN LA SENSATEZ

Imagen de fbolear
Fernando Bolea Rubio

 

Con el resultado de dos encuestas han surgido serías inquietudes. La de Metroscopia -02.11.2014- para el diario El País y la del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) -05.11.2014-; en las que Podemos (PO), supera en estimación directa de voto al Partido Popular (PP) y al Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Todo es debido a la desconfianza mayoritaria que la población tiene en la nueva formación PO.

En el primer sondeo -previo cocinado del voto directo-, en el resultado estimado de voto válido, la lista que lidera Pablo Iglesias sería la más votada, con un 27,7%, el PSOE obtendría un 26,2%, PP 20,7%, Izquierda Unida (IU) 3,8%. En el segundo, por sal en exceso, el PP ganaría con un 27,6%, el PSOE alcanzaría el 23,9%, PO 22,5%, IU 4,8%. Siendo la madre de todas las encuestas, la realizada por la Fundación Sistema, cuyo Presidente es Alfonso Guerra, muy salado él también, donde el PSOE sacaría 10 puntos a PO y al PP, al situarse el PSOE con un 31%, PO 21%, PP 20%, IU 8%.

Lo que voy a decir, puede parecer arriesgado aventurarlo, pero pienso que esa última encuesta es la que más se acercará a la realidad. Porque yo confío, a más no poder, en la sensatez de los votantes, siempre que el nuevo PSOE de Pedro Sánchez, les presente un programa con claros rasgos de izquierda que no inquieten al centro, pero volcado al lado del corazón. Un abogado que yo creía conservador, me ha dicho: “A mí como no me gustan los extremos, he votado siempre al PSOE y votaré al mismo”. Varios amigos comentan: “Ahora se habla mucho de PO, es la expresión de la indignación, pero a la hora de la verdad, en el momento de echar el voto en la urna, las cosas se verán de otra manera”.

Además, lo que el Partido Socialista tiene que hacer es muy sencillo: Generar confianza en la gente, atajar con mano dura la corrupción que esta anieblando el país, defender con firmeza el Estado del bienestar, restablecer justicia social en el mundo del trabajo, atajar el paro con todas las medidas a su alcance, hacer que la juventud tenga esperanza y futuro, cuidar de los mayores con el cariño y las pensiones que se merecen, amparar con las medidas sociales necesarias a la población más necesitada, atención a la infancia, decir siempre la verdad aunque no guste.

Lo que el partido tiene electoralmente enfrente es también fácil de batir. El PP, con su líder Mariano Rajoy, al que en su partido lo quieren jubilar, al haber movimientos internos de oposición, para que no encabece la próxima candidatura a la Presidencia del Gobierno. Rajoy es un político quemado e inservible para la derecha de cara al futuro. Ha llevado a cabo, la revolución conservadora que se denunció aquí, dejando a los trabajadores sin protección, el bienestar de la sociedad tambaleante, recortando derechos y servicios públicos. Y, claro, como todo crimen tiene su castigo, el de este señor será no repetir en las listas, o si lo hace recibir un sonado castigo en las urnas. Será justo, dado que ha empobrecido a los españoles, hundido a la juventud, hay niños y mayores que pasan hambre, ha conducido la economía por el camino equivocado de la austeridad, sin estímulos públicos de crecimiento, ha endeudado el país a extremos incalificables.

Sólo en la Comunidad Autónoma de Aragón, la deuda pública asciende a 6.131 millones, el 19% del PIB aragonés; desde que él gobierna, junto a la Presidenta popular del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, el endeudamiento se ha duplicado al pasar de 3.403 millones a la cantidad actual, a razón de casi 1.000 millones más al año. ¿Quién los pagará? ¿Se puede continuar mucho tiempo así?

A los líderes de Podemos los ha calificado muy bien el escritor y poeta, Caballero Bonald, al decir a Pepa Bueno en la SER: Son unos “profesores pedantes”. Que más se puede añadir después de esto, que en dos palabras lo dice todo. Sobre “pedante”, el diccionario detalla: “Dícese de la persona engreída, que hace ostentación y alarde de su erudición”. Engreído: “Persona que esta demasiado convencida de su valía”. Recientemente, un amigo me dijo: “¡Es que son profesores!”. Y qué... le contesté. Y yo sindicalista. Y en verdad te digo, que te puedo presentar a trabajadores y a sindicalistas que en un debate, les darían cien vueltas. Es patético ver a uno de sus celebres, Juan Carlos Monedero, queriendo imitar sin gracia ni sabiduría, al histórico y gran exalcalde socialista de Madrid, Enrique Tierno Galván; cantando por un micrófono sin vergüenza, porque aspira a ser alcalde de esa gran ciudad. Que atrevida es la ignorancia.

PO es más que otro cosa producto de dos TV privadas, Cuatro y La Sexta, junto al fracasado periódico digital, Público, que ahora no es atrayente leer. Sí he detectado que los telespectadores se empiezan a cansar, de tanta presencia de PO en las TV citadas y las dejan de ver. Otro amigo ha escrito en Facebook: “Entre todos estamos alimentando una fiera”. Estoy de acuerdo con él. IU ya va diciendo: “No pactaremos con ellos disolviendo las siglas”. Menos mal. Les esta entrando la cordura. El diputado de IU por Málaga, Alberto Garzón, acérrimo partidario de converger con PO, acaba de declarar: “Se puede estar construyendo un gigante con los pies de barro”. Añadiendo: La estrategia de Podemos es “ambigua y populista”. Yo tengo la impresión, de que a partir de ahora PO bajará e IU subirá, si siguen siendo ellos mismos.

Con el resultado de las encuestas expuestas, en el momento de formar el Ejecutivo se podrían dar varios escenarios. Gobierno PP más UPyD, catalanes y vascos. Gobierno PP-PO (tipo pinza Julio Anguita en el pasado), dado que podríamos llegar a ver de todo. PSOE-PO, si los segundos dejaran el populismo. Gobierno PSOE, con vascos y catalanes. Gobierno del PSOE en minoría. Gobierno PSOE-IU, el ideal para mí. Nunca un Gobierno de Gran Coalición PSOE-PP, como en Alemania, aunque sí acuerdos puntuales entre ellos y de Estado como ahora se hace y que es necesario hacer. Asimismo, puede ocurrir, que estalle la burbuja populista de golpe y gane PO, con lo que habría nuevas Elecciones Legislativas un año después, por su desconocimiento de la política real y los rancios sistemas asamblearios para gobernar. De todas formas, con la dispersión electoral existente, podría haber instituciones que no se pudieran formar, llegando a pasar en ayuntamientos pequeños y grandes, en Comunidades Autónomas y hasta en el Gobierno Central.

Sin embargo, este tablero de ajedrez gubernativo no nos debe preocupar en exceso. Porque tal como va subiendo, el PSOE superará el 30% de votos, quedando así por encima del PP y de los demás partidos, tal como el sondeo de la Fundación Sistema indica. Como dice Pedro Sánchez: “El buen gobierno llegará de la mano de los socialistas con el PP en la oposición”.Yo lo creo. Mi confianza en el pueblo español si el Partido Socialista se porta bien con él, me hace pensar hoy, que el próximo Presidente del Gobierno español será socialista.

 

 

      1. Fernando Bolea Rubio

 

Sindicalista

 

 

Añadir nuevo comentario

REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO EN ARAGÓN

Páginas