COSAS INEXPLICABLES

Imagen de jbbuteraa
José Benito Butera Aured

Una de las personas que me han atraído de todos los que en ese medio de difusión colaboraron, y que no sé por que circunstancias he fijado en él mi atención, cuando  en mis inmersiones en Vida Nueva, buscando información sobre algún otro destacado dirigente ugetista ( Bernardo Aladren, Isidoro Achón o Matías Pastor),  o simplemente, el  conocimiento de nuestra organización durante el silenciado periodo republicano. Esa persona es Juan Beraza, del cual he ido averiguando circunstancias de su hacer en el sindicalismo y la política de aquellos años.

No es un nombre conocido en el recuerdo histórico de la Organización, o por lo menos yo no sabia de él hasta que topé con su primera iniciativa: la suscripción para adquirir una placa que rotulara la avenida zaragozana que el municipio había dedicado al difusor del socialismo y fundador del Partido Socialista y la UGT, Pablo Iglesias.       
Como sindicalista era dirigente, llegando a ser presidente de la Sociedad de las Artes Blancas, que agrupaba a los harineros, panaderos (Sociedad de resistencia La Panificadora), galleteros y pasteleros.

Como militante político; creo el Circulo Socialista de las Delicias cuando en 1934 se cambió de domicilio trasladándose a ese sector con su familia. Además fue en las listas electorales  del año 1936 como quinto suplente, presentado por el Frente Popular, donde en alguna ocasión también firmó manifiestos como representante de UGT en esa agrupación de izquierdas.

Estas actividades someramente esbozadas y de las que se puede destacar su activismo literario plasmado desde el número uno del órgano de la UGT y del Partido Socialista de Zaragoza y que en conjunto suman  más del medio centenar de artículos, que plasman  su opinión, su análisis  y como ya he descrito  en dos ocasiones; sus iniciativas.
 Todo lo dicho, que solamente es un esbozo de una vida que fue truncada cuando tenia cuarenta años,  por aquellos que se sintieron atacados durante sus seis años de activismo literario y que cuando tuvieron la ocasión  no dudaron  en tomar venganza del que lealmente había manifestado sus opiniones contrarias a las que ellos impusieron.  

Lo inexplicable de este asunto es lo siguiente: en el año 1934 Juan y su familia trasladan su domicilio de la calle Agustina de Aragón, número 65, 3º a la calle Roche —actualmente calle Escosura, número 15. Debe de ser entonces cuando crea él con algunos otros socialistas, el Círculo Socialista de Delicias ( Avenida de Madrid número 159), que junto con el de Torrero de anterior creación y la sede local de Estébanes número 2,  desarrollan la actividad política del Partido Socialista y la UGT en Zaragoza.

Constatado el cambio de domicilio y sabiendo que Juan había sido victima de la represión fascista, surge la pregunta de saber que ha sucedido con su familia.

Inmediatamente, la averiguación con lógica lleva a escrutar el primer padrón siguiente a la fecha de su muerte, que es el de 1940 (el ciclo es quinquenal) y es aquí donde surge lo inexplicable. La hoja correspondiente a la casa número 15 no está en el padrón. Tampoco esta en ese padrón la hoja correspondiente a otro domicilio, número 16 del cual era titular Antonio Briz, que también pertenece a la Unión General de Trabajadores y la misma Sociedad de las Artes Blancas de la que es nombrado secretario en el mes de enero de 1934. ¿Es casualidad que ambas hojas de empadronamiento hayan sido retiradas del paquete correspondiente a esa zona? Un comentario con la archivera ha dado el resultado de que viendo los padrones se descubren cosas curiosas. ¿Nadie sabe donde pueden estar esas hojas? ¿Quizás en el tan traído y llevado, Archivo de la Guerra Civil?

En otra de las pertenecientes a la misma sección 81, hoja 158, en que hay empadronado un ciudadano que vive con su mujer, tres hijos y una hermana; en las observaciones a anotar dice: se ignora el paradero del esposo, viviendo la inscrita nº 6 bajo la protección económica del cabeza de familia. Por la parte de atrás de la hoja y anotado a lápiz y tachado ( se supone después de la aclaración anotada en las observaciones) se pregunta por el esposo de la hermana, indicando que si está el esposo son dos las familias a empadronar. La hoja esta firmada por alguien distinto de los empadronados de nombre Jesús y apellido indescifrable.

Esta anotación también inexplicable nos daría para descubrir seguramente otro represaliado, que bajo el eufemismo de desaparecido, podía haber corrido la misma suerte que a quien van dirigidas estas líneas, de este no sabemos más que el apellido de su cuñado y el de la esposa Gómez Pelegrin, ignoramos los suyos pero se podría averiguar.

Esta búsqueda de datos pertenecientes a la vida de uno de nuestros olvidados dirigentes es una aproximación que espero tenga su culminación en una recopilación de su obra divulgativa  y todo lo que se pueda extraer de documentos  sobre esta persona sacrificada junto con otros muchos compañeros, que por tener unas ideas revolucionarias – así lo consideraban, los que en contra del progreso se revelaron contra un régimen democrático legal y pacíficamente instaurado – fue vilmente asesinado  y parece ser borrado de todos los documentos que a él se refirieran.

Creo es obligación de los que habiendo recogido la antorcha por ellos encendida debemos dar a conocer aunque sea modestamente lo que nos fue legado por aquellos que fueron sacrificados por sus ideas.                

Sobre todo en estos momentos, en los que se trata de impedir, negando  a la sociedad en su conjunto, conocer los acontecimientos sucedidos en una época que no por obviarla ha de desaparecer, y que tampoco por recordarla insistentemente ha de ser cambiada. Es  cuando conviene recordar no a las personas por sí;  si no sus hechos que son los que hacen la historia y los de este compañero.

 

Añadir nuevo comentario

REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO EN ARAGÓN

Páginas