EL CORAZÓN SOCIALISTA Y EL DEBER DE GANAR

Imagen de fbolear
Fernando Bolea Rubio

 

 

Dentro de dos días, el 13 de julio, los afiliados del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), elegirán mediante voto directo al nuevo secretario general, que después un congreso ratificará el 26 y 27 de julio. Para ello, han obtenido los avales necesarios de la militancia, los candidatos: Pedro Sánchez Pérez-Castejón, 41.338 avales, (diputado de las Cortes Generales de España por la Comunidad de Madrid); Eduardo Madina Muñoz, 25.238, (desde el 2009, secretario general del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso), junto a José Antonio Pérez Tapias, 9.912, (de la corriente de opinión interna Izquierda Socialista IS). El joven de 28 años, Alberto Sotillos Villalobos, no ha logrado los 9.874 avales necesarios para optar a ello y se ha retirado del proceso electoral.

Como consecuencia de esta elección directa, en el interior del Partido Socialista se está viviendo un interesantísimo periodo de participación democrática y de ilusión colectiva, no sentida desde hace años. Efectuando una comparación, con una situación similar, como fue la dimisión del entonces secretario general, Joaquín Almunia, en el año 2000, también por el efecto de un estrepitoso fracaso electoral. Cabe afirmar que, la principal diferencia es, que en aquella ocasión, la dirección del partido (al menos en Aragón), desapareció prácticamente de las sedes, sin dar la cara ante los afiliados para explicar lo ocurrido y asumir las responsabilidades a que hubiera lugar.

Tanto fue así, que un grupo de militantes de base, principalmente sindicalistas, fundamos (con sus correspondientes estatutos) la “Tertulia de Opinión Política, Isidoro Achón”, en memoria de ese espectacular e histórico dirigente socialista aragonés; para poder hacer un debate socialista semanal, en el salón de actos del partido. Siendo tantas las ansias de al menos poder hablar y escuchar a las compañeras y compañeros, que la sala se llenaba en cada ocasión. Incluso, los candidatos de entonces, no ocupaban los locales del partido para presentarse ante los partidarios. Matilde Fernández, utilizó la sede de UGT. Aquello fue descorazonador. Finalmente surgió un líder desconocido, José Luis Rodríguez Zapatero, con sus ilusiones y tristezas, aciertos y errores, con su mal final, debido a la crisis y a la falta de democracia interna, causante de la desorientación ideológica que tuvo y del negativo presidencialismo que él mismo creo.

Sin embargo, ahora no es así. El secretario general de Aragón, Javier Lambán, se reunió con todos los afiliados que quisieron asistir, en una amplísimo encuentro informativo contestando las muchas preguntas que se le hicieron. Espero que se siga procediendo así, reviviendo a la vez, el debate interno en la mayoría de las agrupaciones en las que el partido se organiza; debido a que es casi inexistente, tal como los militantes lo expresan con sus innumerables quejas. En lo referente a los actuales candidatos, sus presentaciones las hacen en la sede del partido, reuniendo a los seguidores e interesados en casa, como corresponde hacer.

Pedro Sánchez tiene preparación, discurso y presencia, con ideas que suenan bien: “En caso de gobernar en noviembre de 2015, lo primero que haremos será derogar la reforma laboral”. “El Gobierno utiliza la crisis como pretexto para construir su sociedad”. “Sí hacemos una gran coalición, la hacemos con quienes sufren, no con quienes provocan el sufrimiento”. “Estoy a favor de una reforma constitucional que brinde y garantice derechos, que ahora están en peligro”. “Muchos de los males que tiene España se curan solamente con más socialismo, lo que significa más igualdad”. Él plantea para el PSOE, “una propuesta de izquierdas, socialista, clara y nítida, que no sea percibida por los ciudadanos como un mero recambio”. “La salida de la crisis del PSOE está en más socialismo, dando un giro a la izquierda”.

Eduardo Madina afirma: “Derogaría la reforma laboral en su conjunto”. “Voy a pedir que construyamos un proyecto de profundas transformaciones en la economía, el modelo social y las libertades públicas y la ordenación territorial”. “Necesitamos transformar nuestro aparato productivo, mejorar la cohesión social y una apuesta en los derechos y libertades públicas”. “Buscaría un pacto para brindar el modelo social, la educación, la sanidad”.

Enfrió algo mi interés por él, cuando en una entrevista declaró: “Mayor profundidad del espacio político, conceptual y programático e ideológico en el que siempre se ha situado el socialismo en España; ni derecha, ni centro, ni izquierda, un proyecto transformador”. Al menos debió hablar de centroizquierda, tal como dije en la presentación de Izquierda Socialista, donde me contestaron: “El PSOE tiene que ser un partido de izquierdas”

Pérez Tapias indica: “Cambiaría las condiciones abusivas del despido y el vaciamiento de contenido de la negociación colectiva”. “Propone una reforma federal plurinacional del Estado de las autonomías”. “Las alianzas deben ser por la izquierda, no del PP y PSOE, para hacer frente mediante políticas transformadoras al neoliberalismo del PP”. “Apuesta por una reubicación del PSOE en la izquierda, quitándose décadas de contaminación neoliberal”.

El corazón de un sindicalista le dicta la opción que ha de elegir. Así, en mi caso, el candidato natural sería Pérez Tapias de IS, como lo esta siendo para bastantes sindicalistas en el país, entre ellos Nicolas Redondo, Antón Saracibar, Toni Ferrer. Yo le di mi aval. Pero, no basta con elegir lo ideal para nosotros mismos, hay que pensar también en el candidato que tenga más posibilidades de ganar las elecciones a la derecha, para que el país no siga sufriendo la nefasta política económica y social del Partido Popular. El Partido Socialista y la izquierda tienen el deber de vencer, presentando lo mejor para tal fin.

Tapias ya ha declarado que si sale elegido secretario general, no se presentará al proceso de elecciones primarias para elegir al candidato socialista a la presidencia del Gobierno. Ahora bien, Sánchez y Madina seguramente si lo harán; por lo cual, el que hoy consideremos de los dos el más apropiado para poder vencer a la derecha, perderá probalidades si ahora no gana.

Por eso, el corazón y la cabeza de los afiliados se están batiendo entre sí, por lo ideal y lo más efectivo. Los progresistas españoles esperan contar con una alternativa electoral de izquierdas ganadora, por lo que el PSOE no puede defraudarles de nuevo. En la mano de los afiliados esta la decisión. Y por descontado, que se vote con armonía, camarería y amiguismo. Como corresponde a personas organizadas... con diferentes sensibilidades y los mismos ideales.

Despedida sin olvido.- Mi mas grato recuerdo para el magnífico sindicalista Manuel Fernández López “Lito”, compañero y amigo, que recientemente nos ha dejado. Las malas personas no pueden ser buenos sindicalistas. Él fue un gran defensor de la industria, con dos amores ideológicos: la Unión General de Trabajadores y el Partido Socialista Obrero Español. Hace poco que le oí en una intervención me emocioné y se lo dije, porque en tantos años seguía manteniendo la misma pureza sindical de siempre. ¡Un abrazo a su familia, al secretario general, Carlos Romero, para todos los compañeros y compañeras de MCA-UGT (Federación de Metal, Construcción y Afines)! Como decía Emiliano Zapata: “Sí quieres ser ave, vuela, sí quieres ser gusano, arrástrate, pero no grites cuando te aplasten”. Él fue ave y guía de muchos de nosotros. Descanse en paz.

 



 



 

      1. Fernando Bolea Rubio

 

Sindicalista

 

 

Añadir nuevo comentario

REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO EN ARAGÓN

Páginas