EL ESPÍRITU DEL 15-M ME ATRAPÓ...

Imagen de eanadons
Elena Anadón Santafé

 

Y ya no puedo ver las cosas como antes. Durante años los que salíamos a manifestarnos teníamos más de 40 tacos y muchas canas. De repente, los jóvenes salieron a la calle y todos rejuvenecimos. Este espíritu es evocado en momentos de profunda indignación, por ejemplo en 2004 por el tratamiento a los atentados de los trenes “¿Quién ha sido?”, pero ahora ha venido a quedarse.

El espíritu del 15-M viene a transformar todo lo consolidado, desde cómo elegir a los gobernantes hasta cómo afrontar la deuda o el déficit. Tras el 15 de mayo de 2011, el espíritu se filtró en los barrios y las plazas y disolvió poco a poco la resignación “Sí, se puede”. Provocó Mareas que inundaron la tierra hasta entonces seca. Se filtró en un partido político que no es un partido político sino una metodología. Se está filtrando en coaliciones de ciudadanos que nadie sabemos lo que son, pero en las que sí sabemos cuál es el objetivo y la “prioridad 1”: las personas. Nos conecta también con todas las heridas del planeta.

El espíritu no pide sangre pero no confía en nadie y exige tributos muy altos: transparencia absoluta en la gestión de los gobernantes y capacidad de revocación de los mismos, consulta permanente a la ciudadanía, tolerancia cero ante la corrupción... y más cosas.

Los atrapados a veces tenemos dudas ¿será éste el camino? pero se nos disipan cuando vemos los índices de pobreza, de exclusión social, la tasa de paro, la evolución de la contratación, los comedores sociales, la mendicidad en cada esquina, las mafias. Las dudas se nos disipan cuando vemos (o vislumbramos) la corona al desnudo, la desfachatez o la prepotencia de muchos políticos, los vericuetos de la justicia, las cuentas en los paraísos fiscales. Sí, será difícil hacerlo peor, muy difícil.

Cuando el espíritu te atrapa comprendes que el enemigo no es una persona, ni una organización; no es Draghi, ni Putin, ni Obama, ni un decreto de Gallardón, ni siquiera un perverso Tratado de Libre Comercio. Los verdaderos enemigos son los dragones que viven dentro de nosotros: la pasividad, la ignorancia, el sectarismo y el miedo, pero el espíritu es muy activo, es muy sabio, es universal y no tiene miedo. Es muy etéreo y sutil, como todos los espíritus, pero es muy poderoso. De hecho, con un soplo, puede derribar castillos inexpugnables.

El espíritu del 15-M no descansará en paz mientras haya trabajadores sin trabajo, familias sin casa o niños sin merienda.

 

 

 

 

Elena Anadón Santafé

 

  • José Ramón Villanueva Herrero

    El humanista Tomás Moro escribió en 1516 su Libro del estado ideal de una república en la nueva isla de Utopía, en una época en que las viejas ideas del Medievo quedaban superadas por el pensamiento del Renacimiento. En esta obra, de gran trascendencia y difusión en Occidente, próxima a cumplir su 5º centenario, Moro, desde sus profundas convicciones cristianas, asumió un claro compromiso social, algo que, entonces como ahora, resulta imprescindible para dignificar la vida, mejorar el presente y conquistar un futuro digno.

  • Fernando Bolea Rubio

    En política como en la música cada nota ha de estar en su frecuencia, para que los ciudadanos puedan bailar.

  • José Ramón Villanueva Herrero

    En abril de 1915, hace ahora un siglo exacto, Rosa Luxemburgo, una de las más importantes e influyentes teóricas marxistas del movimiento obrero contemporáneo, militante activa del ala izquierda del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), estando presa en la Prisión Real para Mujeres de Berlín, empezó a escribir un libro de gran influencia en el socialismo internacionalista: La crisis de la socialdemocracia. En el mismo, como señalaba Ernest Mandel, la autora, expresaba “el sentimiento de rebeldía que había provocado en todos lo socialistas internacionalistas y revolucionarios el estallido de la primera guerra mundial y la cobarde capitulación de los jefes socialdemócratas ante su propia burguesía capitalista”. En efecto, Rosa, con un texto de rasgos duros y certeros, lleno de intensidad y convicción política, lanzó un contundente alegato no sólo contra la guerra, ese “gigantesco asesinato metódico y organizado”, sino también contra la traición de los 110 diputados del SPD que, liderados por Ebert y Scheideman, votaron el 4 de agosto de 1914 en el Reichtag a favor de los créditos de guerra y de este modo apoyaron, con delirio nacionalista, la participación de Alemania en la vorágine de una guerra que asoló Europa.

  • Fernando Bolea Rubio

    Siempre he entendido que las banderas son trapos, que han llevado a mucha gente ignorante a la muerte. Pero hay banderas y banderas. Unas son de lucha, enfrentamiento, desolación; reflejo, de las barbaries de la humanidad. Otras, como las del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), o de la Unión General de Trabajadores (UGT); simbolizan reivindicaciones político-sociales, significan propaganda partidista y exaltación de la afinidad militante, identifican la ideología con sus colores. Me referiré a las últimas, porque los trapos belicistas de las primeras me ofenden, me humillan, no me engañan. Yo soy socialdemócrata y como tal pacifista y un luchador por la paz.

  • José Ramón Villanueva Herrero

    La unidad política del viejo continente ha sido un anhelo largamente soñado por los europeístas. En este sentido, en mayo de 1930, el político francés Arístides Briand presentó ante la Sociedad de Naciones un Memorando sobre la organización de un sistema de Unión Federal Europea, el cual, pese a que la Gran Depresión y el auge del nazismo impidieron su desarrollo en los años posteriores, sentó las bases de la articulación política de las naciones europeas.

  • Fernando Bolea Rubio

    El panorama electoral es singular y desconocido hasta hoy. Para el observatorio de la cadena SER de marzo, elaborado por My Word: Podemos (PO), obtendría un 23,4% de votos (un 4,1% menos que en enero). Partido Popular (PP), 22% (2,6% menos que en enero). Partido Socialista Obrero Español (PSOE), 19% (lo mismo que en enero). Ciudadanos (C´s), 19% (un 14% más que en enero). Izquierda Unida (IU), 2,9% (0,8 menos que en enero). Unión Progreso y Democracia (UPyD), 2,3% (3,2% menos que en enero). Resultando la novedad de que la encuesta le otorga un empate en el entorno del 20%, a PO, PP, PSOE, C´s. El 8 de marzo, Metroscopia (El País) pronosticó una situación muy similar, reflejando también un empate entre las cuatro formaciones mencionadas. Así, ¿Quién gobernará?

  • Fernando Bolea Rubio

    A veces los deseos se vuelven espadas contra sí, sino se saben contener. Es cierto también, que para conseguir los sueños se elaboran estrategias que, en algunos casos salen mal, aunque inicialmente parezcan relevantes. Como la que el histórico socialista, Alfonso Guerra, menciona en su articulo: “Conversaciones de interiores” publicado en la revista Tiempo (20-26 de febrero). En él asegura que según personajes importantes del Partido Popular (PP); la estrategia del asesor, Pedro Arriola, para mantener la primacía electoral del partido pasaba por provocar la división de la izquierda. Apoyando la transformación en grupo político de las asambleas de protesta del 15-M, es decir, ayudando a Podemos.

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Los atentados cometidos por terroristas islamistas en París o Copenhague han puesto de manifiesto el riesgo que, para nuestras libertades y modelo de convivencia, supone la creciente amenaza del fundamentalismo yihadista, de los defensores de la “guerra santa”, la versión más radical, violenta y cruel del Islam. Ante esta situación, si durante el s. XX la amenaza para la libertad y la democracia procedió del fascismo, en este nuevo siglo, el peligro que se vislumbra cada vez con mayor nitidez es lo que el historiador Antonio Elorza ha denominado”yihad global”. Es por ello que los más exaltados partidarios del radicalismo islámista pretenden lanzarse al asalto de Europa, empezando por la recuperación de Al Andalus. La escritora judía británica Bat Ye’Or, advertía recientemente del riesgo de un fatal destino islámico para Occidente, convertido, según ella, en “Eurabia”. Pero, pese a estos funestos vaticinios, pese que el Estado Islámico (EI) ha amenazado a Occidente con que “esclavizaremos a vuestras mujeres, conquistaremos vuestra Roma y destruiremos vuestras cruces”, esto no deja de ser un delirio fanático, a pesar del riesgo latente de sufrir atentados sangrientos y dolorosos, como nos recuerda la memoria trágica del 11-M de 2004.