HACIA EL GRAN ESTANCAMIENTO

Imagen de fbolear
Fernando Bolea Rubio

El Partido Popular tuvo un mal sueño al pensar que, por el mero hecho de ser la derecha, la que hace sufrir y rezar, con llegar al Gobierno y Mariano Rajoy mover marcialmente los brazos al andar, sería suficiente para acabar con la crisis e inmortalizar su gestión. Se consideran la gente bien, que sabe; no esos zotes socialistas de bolsillo fácil. Pero nada, no han dado ni una. La crisis esta ahí para el que la quiera ver. Y sus gestas políticas son chatarra periodística.

El Partido Popular tuvo un mal sueño al pensar que, por el mero hecho de ser la derecha, la que hace sufrir y rezar, con llegar al Gobierno y Mariano Rajoy mover marcialmente los brazos al andar, sería suficiente para acabar con la crisis e inmortalizar su gestión. Se consideran la gente bien, que sabe; no esos zotes socialistas de bolsillo fácil. Pero nada, no han dado ni una. La crisis esta ahí para el que la quiera ver. Y sus gestas políticas son chatarra periodística.

La última, el estrepitoso fracaso de Madrid 2020, al perder por tercera vez la realización de los Juegos Olímpicos. Notificado por el Comité Olímpico Internacional, en un espectacular acto de designación, que nos hizo sonrojar por la falta de carisma e incultura de los políticos populares. ¿Qué es eso de que el presidente Rajoy, llevando folios, interviniera unos minutos leyendo en español? Los japoneses y los turcos lo hicieron como procedía, sin papeles y en inglés. La alcaldesa, Ana Botella, exclamó a pleno micro: “Un relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor”. Cuánto bochorno. Quedamos los últimos, por detrás de Turquía. De lo malo, me alegro por la ganadora Tokio, una impresionante ciudad que ya me fascinó, la primera vez que la visite. El profesor Gonzalo Bernardos dice: “No dan más de sí” y es verdad.

Eso sí, el Gobierno es bueno ideando trampas para desviar la opinión popular. En economía, se viene cocinando una desde hace tiempo. Consiste en decir, que con la reforma laboral y los recortes sociales hechos, con un crecimiento del 1% será suficiente para que se cree empleo. Cuando según los expertos, eso no ha ocurrido ni ocurrirá, porque el porcentaje mínimo necesario es del 2%-2,5%. El PP lo sabe, pero así gana tiempo electoral, para poder presentarse con timo y tono triunfante ante la crisis, en las elecciones europeas de mayo de 2014 y las siguientes de 2015. Con la figurada campaña de, hemos acabado con la crisis, con un crecimiento que ni se ve; sin embargo, el empleo esta a punto de hervir como el vino y subir como la espuma.

El estado actual es el siguiente. El PIB suavizó la caída hasta el -0,1% en el segundo trimestre, mejorando en cuatro décimas el dato del primer trimestre (-0,5%); desacelerando en tres décimas su caída interanual hasta el 1,7%. Siendo clarificadores los recientes datos de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), que ha elevado su previsión de crecimiento de la economía española tres décimas más en 2014, hasta el 1%. Justo lo que el PP quiere oír, para empezar a radiar su novela.

Respecto a la evolución del PIB este año, en Funcas esperan una caída del 1,2%, también tres décimas menor que su estimación inicial del 1,5%. La entidad pronostica, que el empleo empezará a crecer a mediados del año que viene. Justo en la víspera de las europeas, que también es casualidad. Bajando el paro hasta el 26,4% en 2014. Como se observa, la pieza de teatro esta montada. Con el ministro de Economía, Luis de Guindos, de primer actor; y, el de Hacienda, Cristóbal Montoro, como cómico invitado, por su frase: “España es el gran éxito económico del mundo”. A Mariano Rajoy, le han escrito ya los papeles.

La crisis no se acabará hasta que el desempleo no baje por debajo de dos dígitos. El paro ha pasado del 8% entre los años 2006-2007, al 26,30% en la actualidad, debiéndose reducir al menos un 18%, para que el empleo se pueda estabilizar y cantar el alirón de su final. En la crisis de 1994, el paro llego a ser del 24,5%. Debiéndose calcular, que se tardaron 12 años, hasta el 2006, para que esa mala cifra se corrigiera. Y ello, a pesar del empuje del ladrillo, que ahora descansa y duerme sin signos de despertar, lo mismo que casi todos los sectores. En esta crisis, agravan la situación la débil demanda interna, más la insuficiencia crediticia de la banca. Así, manipulaciones ninguna. Si al año vigente le sumamos los 12 mencionados, se establecerá el 2025 como el año de la luz. No en el 2014, como el Gobierno esta empezando a señalar. Aquí, la derecha va a decir que, con un crecimiento del 1% se ha terminado la crisis, olvidándose para siempre del paro y el sufrimiento de la gente.

Lo cierto es, que estamos soportando una Gran Recesión, con niveles de paro similares a una Gran Depresión, como señala Joaquín Estefanía. En la de EEUU en los años 1930, las cifras de paro llegaron al 25%, a una cifra menor que aquí. Por todo lo cual, aunque remita la vigente recesión, tal como se encarga de anunciar el Ejecutivo, debido a que se llevan dos trimestres ascendentes y se llegara a corregir la caída del PIB; como no se creará trabajo, únicamente se lograría un cambio de calificación. Pasando de ser la Gran Recesión decreciente, al Gran Estancamiento del paro, del consumo, que va a sufrir España durante al menos una década más. Según ha declarado en la SER, el propio director de coyuntura de Funcas, Ángel Laborda: “En 2020 no se habrán recuperado los niveles de empleo perdidos ahora”. Por tanto, su cálculo es también a largo plazo.

Mejora la recesión, el menor ajuste fiscal debido al mayor tiempo dado por Bruselas, la mejora de las exportaciones, un mejor acceso a los mercados financieros de las grandes empresas. Se puede salir antes de la crisis, pero hay que cambiar la política económica, como señala José Carlos Díez en su magnífico libro: “Hay vida después de la crisis”. En todo caso, el cambio de política económica solo la izquierda y el PSOE lo podrían hacer. La derecha y el PP, nunca lo harán. Sus políticas de “austericidio” les impiden ver el mar.

Al Secretario General Federal de MCA-UGT, Manuel Fernández López “Lito”, le he oído comentar: “Para el Gobierno, todo consiste en decir que ha mejorado la prima de riesgo, queriendo demostrar que la economía va mejor. Acaso pretenderán indicar que no va tan mal, después de lo mucho que ellos mismos la habían empeorado”. Exactamente. Cuando Rajoy tomo posesión (5.12.2011), el socialista Zapatero había dejado la prima a 291 puntos y ayer fue de 244, de solamente 47 puntos menos. Precisamente, fue su inicio tan poco brillante, que siete meses después la prima de riesgo estaba desbocada, alcanzando el record histórico de 638,4 puntos en el verano de 2012 (24.07.2012).

En definitiva, que la incapacidad del PP hizo subir la prima a más del doble, de cómo la encontró. ¿De que presumen? Su sueño, de ser la derecha, llegar y triunfar, no se plasmó. Ha de quedar claro, que para desminuir la prima, más que las acciones gubernamentales, ha influido la intervención garantista del BCE, al sostener los envites del mercado financiero. Con las palabras de Mario Draghi (6.09.2012), confirmando que la institución adquiriría bonos en el mercado secundario, para acabar con la disparidad de las primas de riesgo en los países del sur de Europa, con problemas para financiarse como España.

A las familias, a los desempleados, a los votantes, no se les puede engañar. No es ético hacerlo, ni de personas honestas. En estas desgracias, se descubren los seres humanos de verdad. A veces pienso, que una gran revolución social sería, establecer: “Que nadie haga mal a nadie”. Ni desde cargos en las empresas, en la política, en la convivencia con los demás. Para esa insustancial gente bien del PP, no va este mensaje. Ellos viven con ideas individualistas y no lo podrían entender. A Rajoy le haría mal la cabeza y no podría leer.

La responsable de Política Internacional en Latinoamérica y el Suroeste de Europa, la estimada compañera hispano-alemana, Angélica Jiménez Romo, dijo ayer en Zaragoza que el sindicato IG-Metall, esta trabajando activamente en las elecciones, para que Angela Merkel no vuelva a ganar. En tal sentido, han editado un llamativo video, para mí magnífico, al objeto de despertar la inquietud de la juventud, avivando la paralización existente. La canciller por su parte, trasmite un mensaje de tranquilidad y de satisfacción general. La querida amiga ganará, pero no con la pasividad del movimiento sindical alemán. Si llegará a perder, que suene la música.

      1. Fernando Bolea Rubio

Sindicalista

Añadir nuevo comentario

REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO EN ARAGÓN

Páginas