LA CALLE RELEVA A RAJOY

Imagen de fbolear
Fernando Bolea Rubio

Si el pasado verano la disyuntiva era crecimiento o desastre, en este solo cabe pensar en como salir de la catástrofe, porque a ella hemos llegado por el enfoque económico de austeridad sin estímulos y los errores. Ahora, según un pedagogo distraído, solo queda: Pobreza, degradación... y violencia policial. ¿Que bien verdad? ¿Pero quién tiene la responsabilidad de todo esto? ¿Los gobiernos piensan acaso, que pueden cometer mil tropelías sin que la sociedad les pida cuentas? Del vergonzoso estado actual del país, tienen mucha culpa los tres últimos gobiernos. Dos del PP y el penúltimo del PSOE. Así que ambos partidos tendrán que adjudicarse su parte del daño, empezando por pedir perdón al pueblo español.

Además, Bruselas esta ridiculizando a España, a la vez que lo hace a sí misma, al navegar como una pajarita de papel en el agua, porque no tiene poder y su autoridad política es nula. La misma canción tararea el Banco Central Europeo, con un paso para adelante y dos para atrás, al resguardarse del frío del norte, con su capital dominante y manipulador. Los demás cantores, no tanto Francia, son el resto de los países comunitarios. Menos uno, Alemania, en el que los neoliberales, con una avaricia extrema por lo suyo y con cuatro directrices simplistas, del tipo en el sur fiesta y siesta, está gobernando la Unión Europea a su capricho y beneficio. Al quedarse -por las deudas que le han contraído-, con el dinero de la hucha que van generando los países periféricos como el nuestro, en favor  de sus capitales financieros. Mientras castigan a las capas populares y trabajadoras, tanto alemanas como foráneas.   

 

Ante tanta manipulación, humillación de la política, injusticia social, degradación de la sociedad, al imponerse una clase contra las otras por el dinero y la política a su servicio, ¿los sindicatos europeos cuando reaccionarán de verdad? Supongo que será demasiado tarde, el día que se den cuenta realmente de la gravedad de la involución que capitanea el supercapital y la derecha en España, Alemania, en Europa. ¿Hasta cuando se va a aguantar esto? ¿En qué ha quedado la valiente y justa Europa? ¿Qué destrozo ha hecho en ella el ultraliberalismo, para que nadie se atreva a imponerse al dueño financiero y político alemán?

 

En España, habrá que empezar a gritar: ¡Sometidos nunca! Y, ni vagos, ni cabezas cuadradas como llaman a los alemanes; sino buenas personas, trabajadoras, inteligentes y competentes. Aquí hay más seriedad, profesionalidad, honestidad y grandeza, de la que los germánicos pueden imaginar. Llamarnos gandules es para ellos una treta y para nosotros un insulto. Que el Gobierno lo evite o habrá que hacerlo una a una con todas las personas de ese país a nuestro alcance. ¡Qué es eso de vagos! Desprestigia a quien lo dice. Ya vale de tanta miseria y de tonterías. Si quieren seguir saqueándonos, que busquen otra coartada.

 

Lo real es que, interesadamente y con poco criterio, la banca de inversión alemana prestó mucho dinero a la española -según el profesor Vicenç Navarro, en 2.009 los alemanes habían prestado la enorme cantidad de 704.000 millones de euros a España, Grecia, Irlanda y Portugal-; en nuestro caso, para el gran negocio especulativo del ladrillo. Ese que el Partido Popular inició en 1.996, sin que el PSOE en 2.004 ni después lo supiera cortar -ahí esta su culpa-; lo que ha terminado agravando sobremanera la crisis y semiagotando económicamente el país. Obligando al Ejecutivo a tener que solicitar en la Eurozona un vergonzoso y humillante primer rescate de la banca, de hasta 100.000 millones de euros -aunque solo hay comprometidos 30.000-, principalmente para pagar la deuda alemana. Sin embargo, en esa grandiosa operación prestamista, los alemanes no pierden nada. Ganaron mucho, como toda la banca que probo el pastel; pero al acabar la fiesta, no quieren pagar ni un solo plato roto. Únicamente piensan en recuperar el monto de lo prestado, sin apreciar que cada inversión conlleva un riesgo, con la obligación de cubrir las perdidas con las ganancias obtenidas.

 

Por tanto, que Alemania se comporte con España con menos prepotencia y más respeto, dado que ellos también tienen especulaciones españolas que perfumar. Es seguro que con un Presidente y un Ejecutivo competentes, a España se la trataría formidablemente en el mundo, como ha ocurrido en los últimos treinta y cinco años. Con Felipe González estas afrentas no se dieron. Influyendo sin duda, el prestigio que alcanzó, al llegar a ser una de las tres personas más influyentes en la Europa del momento. Claro que él por lo menos hablaba francés y se podía entender con los demás por los pasillos.

 

En relación a las valoraciones políticas, es indudable que el desastre económico creado  se va a llevar por delante al Partido Popular. La gravedad es tal, que solo caben soluciones ejemplares e inmediatas. El clamor en la calle es general, expresando el rechazo a la gestión del presidente Mariano Rajoy, considerándose que debe dimitir sin llegar ni tan siquiera a Navidad. Si no se va, la calle lo relevará, porque se siente engañada y estafada por él. Y cuando esta marea de la opinión pública se da, solo cabe irse en el primer autobús. Yo no he visto nunca un rechazo tan colectivo y tan fuerte. Puede ser pronto o más tarde, pero su carrera política está tocando a su fin. Por miedo a las protestas por sus recortes, ya no se atreve a salir de los despachos, e incluso cambia de fecha los mítines. El propio Partido Popular esta movido, a la espera de acontecimientos. Hasta algunos ministros se mueven ante los focos, llevados por su ambición sucesoria.

 

Actualmente, el Presidente dice que le preocupa que le exijan más recortes en las pensiones. A juzgar por gente que le rodea, es una expresión en su línea de que nunca asume sus decisiones y siempre busca culpables. Primero fue Zapatero, ahora Angela Merkel. Según sus críticos populares e informa El País, en estos días ha decidido dejar claro que todo lo que hace es obligado por Alemania, sin gustarle lo que esta haciendo. En mi opinión, este es un autentico estilo de cobardía presidencial. Lo que haga que lo asuma o que deje el Gobierno. España no puede continuar con un Presidente embaucador que no dice la verdad, porque este país es moralmente mucho más grande que él. Las pensiones se van a recortar y se hará totalmente por decisión y orden de Mariano Rajoy, de nadie más, ni alemán ni escocés. Felipe González acaba de declarar: “Siempre hay libertad para elegir un camino u otro”. ¿Por qué no deja en paz a los viejos y persigue el fraude fiscal; empezando por los ricos e imponiéndoles algún impuesto, que hasta ahora no lo ha hecho? Ni lo hará. 

 

La democracia en peligro

 

Que se vaya con su revolución conservadora: En estos días, con un ataque despiadado contra el aborto, al suprimir la irrupción voluntaria del embarazo de la ley de 2.010, para retroceder a una peor que la de 1.985, al eliminar los supuestos de violación y malformación del feto, dejando sólo el daño psíquico para la madre. Al desear la práctica eliminación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, al haber borrado de la misma las referencias a los prejuicios racistas, xenófobos o sexistas; la cual era una de las leyes más progresistas, del gobierno Zapatero. Han empezado con estratagemas centralistas, contra la existencia de las Comunidades Autónomas, que nunca han gustado a la derecha de Madrid.    

 

Asimismo, el marianismo acaba de dar un escandaloso golpe de mano en los medios públicos, cesando a los principales lideres de audiencia de radio nacional y TVE: Juan Ramón Lucas, Toni Garrido, Xabier Fortes, Ana Pastor; sustituyéndolos por personal allegado de segundo nivel. Todo ello, cuando de la mano de Fran Llorente (exjefe de informativos) y con profesionales de la talla de Pepa Bueno, estos entes habían llegado a ser totalmente plurales e independientes. Acaparando innumerables premios, al haber llegado a ellos la libertad informativa, impulsada elogiosamente por el ejecutivo socialista anterior. Algo que iba muy bien debido a su imparcialidad, se les ha arrebatado a los ciudadanos por intereses electoralistas del Partido Popular. Echando fuera de esos servicios informativos, a millones de españoles que no los quieren oír ni ver porque quieren profesionalidad y calidad periodística. Entre otros motivos, porque aborrecen la manipulación sufrida, durante los cuarenta años de dictadura. Los progresistas de este país ya venimos manipulados, llorados y meados y no admitimos ninguna vuelta atrás. Se dice que la Moncloa “tiene alergia a las tertulias”. ¿Tanto miedo tienen de perder las próximas elecciones? ¿Tan perdidos se ven? Que metan su radio y TVE-PP en conserva. Por mí, las pueden apagar (no cerrar) y hasta pintar de azul con su color sistema.

 

Así las cosas, tenemos que empezar a pensar, que la democracia esta en peligro, haciendo llegar el mensaje a la juventud. Como antes, los niños no van a recibir una educación  innovadora, las jóvenes al igual que sus abuelas no van a poder abortar, los medios de comunicación públicos han sido censurados, los trabajadores han perdido la mayoría de sus derechos. Habrá que desempolvar los viejos vocabularios de conquista democrática y volver otra vez a luchar por ella. Chavela Vargas, esa magnifica mujer y cantante mejicana que, tristemente acaba de fallecer, decía que “España es la novia de Europa”. A mí me parece un calificativo precioso. Que puede ser así, por la hospitalidad, ánimo y simpatía de los españoles; así como por la belleza, luz y claridad del país. En recuerdo a ella, no podemos perder ese honor, por mucho que la derecha  quiera volver a vestir de negro la nación; cerrando las fronteras otra vez, con la llave de la perdida de la libertad. He oído decir, que la luna se ha quedado triste, porque ya nadie cantará a su luz.       

 

En términos sindicales, hay que observar con suma atención lo que ocurre en Grecia. A veces llego a pensar que, ese país es hoy un auténtico campo de pruebas de resistencia, al que lo somete el capital gobernante, para saber hasta que punto aguantan las clases media y baja, antes de invadir las calles y romper el orden establecido. El medio utilizado sería la eliminación continua del conquistado Estado del bienestar, con recorte tras recorte, provocando a la gente, hasta que la desesperación le haga saltar. Con lo aprendido allí, podrían aplicar la experiencia en otros países. Pero claro, esa sería la práctica en un país pequeño y necesitarán también la de uno grande, que muy bien podría ser España. ¿Nos habrán elegido a nosotros para este segundo estudio? Si ha sido así, el Gobierno estará colaborando en él, porque ese objeto casa con su ideología extrema. Que no nos cojan desprevenidos, porque los españoles volverían a sufrir durante décadas, la vil y más cerril explotación de los poderosos.

 

En cuanto a la austeridad por encima de todo que el Gobierno predica, con la colaboración desde los púlpitos de la Iglesia; en el presente, con alguna oposición obispal. Emilio Ontiveros acierta al asegurar: “Sin crecimiento económico no se pagan las deudas”. Siendo asimismo clarividentes las aportaciones del premio Nobel de Economía de 2.001, Joseph Stiglitz, al decir: “Ningún país ha salido de la crisis con austeridad, solo empeora las cosas. Es necesario generar crecimiento para estimular la demanda, algo a lo que no contribuye la reforma laboral en España”. Yo diría las reformas, la del PSOE y con mucho más motivo la del PP, como tantas veces se han censurado y enmendado en este blog. Cuantas menos expectativas de crecimiento y de recaudación tiene España, más alto paga los intereses de la prima de riesgo. ¿Por qué el Ejecutivo no dice esto, si lo sabe y así lo entiende todo el mundo? El mantra del PP de la austeridad es una canción muerta, que refleja bien Cándido Méndez cuando indica: “El Gobierno está en la tumba y escarbando hacia abajo”.   

 

Amargamente, el paro ha batido la tasa récord del primer trimestre de 1.994, al situarse en el 24,63% de la población activa, en 5,7 millones, según la EPA de junio. En Aragón alcanza al 18,6%, con 122.300 personas. Estos datos son un récord y una desgracia tremenda, que con este Gobierno en vez de atajarse, cada día se empeora más. Según UGT, se esta produciendo una “destrucción masiva de empleo”.Y la ministra de empleo sin dimitir. Aunque no pierde el tiempo. En estas circunstancias, se cree que va a eliminar la que se puede llamar la Paga del Hambre, conocida como Plan Prepara, de 400 euros al mes (antes 426). Esta ayuda no se puede quitar, porque es la única que  permite comer pan a 50.000 parados al mes, que ya no tienen prestación de desempleo ni subsidio. Sería una auténtica canallada que lo hicieran, pero lo harán. El Ejecutivo en pleno, tendría que estar un día sin comer, para que supiera lo que es pasar hambre.                 

 

Mientras Rajoy, degustando el marisco de Galicia, abre la puerta al segundo rescate. Al que pueden llamar pimiento frito, pero será un rescate más. Y así, uno tras otro, hasta la inoperancia total. En septiembre, el país saltará.

 

 

6.08.2012                                                                                                            Fernando Bolea Rubio

                                                               Sindicalista

Añadir nuevo comentario

REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO EN ARAGÓN

Páginas