La militancia ya ha decidido

Imagen de fbolear
Fernando Bolea Rubio

El domingo 26 de marzo, Susana Díaz ha optado, al fin, por presentarse a las primarias del PSOE, con el propósito de llegar a ser secretaria general del partido y candidata a la presidencia del Gobierno. Con el inconveniente, de que la fruta esta tan madura en su contra que, con toda seguridad, se caerá del árbol. Será así, porque como se puede apreciar en encuestas, con compañeros, en la calle; la militancia socialista ya ha decidido su voto, para que sea Pedro Sánchez el que ocupe las altas designaciones que ella pretende. De modo que pienso, que todo lo que esta señora haga con ese fin, será tiempo perdido y restado de su dedicación a la comunidad andaluza que preside, creándole una factura electoral que puede pagar cara.

Su presentación en Madrid fue, en mi opinión, un gran acto de manipulación e hipocresía. Para dar sensación de que ella unía y aglutinaba, su jugada consintió -como se ha publicado-, en reunir a siete mil cargos públicos y de personas que en una u otra medida sobreviven del entorno y que a toque de pito fueron instadas a acudir. Siendo muy significativa la foto de la primera fila, con los personajes que se dejaron perder el Partido Socialista, con grandes culpables como Felipe, Zapatero, Rubalcaba. Algunos invitados no se podían ver entre ellos, González y Guerra que ni se miraban, no se dijeron ni hola ni adiós. A Matilde Fernández -que en su momento fue una brillante  sindicalista de UGT y que en el acto hizo de telonera- no creo que le guste la populista y rancia política de Díaz. Pero así es la vida y así esta el partido.

Por supuesto, TVE se volcó dando pábulo a esta presentación, ocultando las magníficas imágenes del encuentro que Pedro Sánchez tenia en Valencia (Burjassot) con más de tres mil afiliados a la misma hora.

Sin embargo, la prueba de que la demostración madrileña no había calado en la gente, llegó al día siguiente, con titulares como: “Telecinco pincha con Susana Díaz”. En la noche del lunes, en una entrevista que le hicieron y que fue precedida de grandes expectativas por los susanistas y por la cadena, el programa sólo obtuvo el 12,2% de “share”, tan solo una décima mejor que su rival Antena 3”. Considerándose por los profesionales del medio, como un auténtico fracaso. Lo que les hizo ver con claridad, la realidad de los sueños susanistas.

Esas fantasías son más reales para Jordi Évole, dado que en octubre de 2016 en una TV dijo: “Susana Díaz gobierna en Andalucía gracias a Ciudadanos, quiere abstenerse para que gobierne Rajoy y hasta Esperanza Aguirre habla bien de ella. ¡Que currículum para ser una líder de la izquierda española, eh! Es fabuloso”. En El Independiente, el periodista Casimiro Garcia-Abadillo se pregunta: “¿Es Susana Díaz una líder auténtica o es simplemente una habilidosa demagoga? Yo me inclino por lo segundo.

A mí me parece que esta mujer solo tiene un discurso y a todos los sitios que va, siempre repite el mismo, como hizo el domingo en Madrid: El PSOE por los poros de su piel, el que es de la casta de los fontaneros, patriotismo local y nacional, con cuatro cosas más; lo que demuestra la limitación política e intelectual de esta dirigente.

Susana se presenta como la garantía de que muchísimos cargos del partido continúen como tal. Y eso, es un grave y pesado compromiso político que en algún momento se le  volverá en contra. Puede ocurrir hasta el que hayan sido esas presiones la que la hayan obligado a dar el paso a Madrid, si detectan que en Andalucía se les acabará pronto la fiesta. Si fuera cierto, sería una candidata hipotecada e inservible.

Yo a esta señora no la puedo votar, ni le votaré nunca. Sus procedimientos son tan contrarios a mis principios, que mi honestidad me impide hacerlo. Influyen en ello, lo maniobrera que es, la demagogia y el populismo que practica y, sobre todo, su inclinación continua a la derecha que repudio en todo dirigente de izquierdas.

A la mayor parte del aparato del partido, Susana tampoco les gusta. Pero tienen tanto miedo a con Sánchez perder sus prebendas, que les vale todo. Por tanto, ¿el PSOE esta enfermo? Sí, mucho. Y, solo una socialdemocracia de verdad, lo puede curar.

Los barones han perdido la simpatía y la mayoría del apoyo de sus afiliados locales. Así, en las próximas elecciones autonómicas y municipales verán lo que ahora su ceguera con Sánchez no les deja ver.

La alcaldesa de París, la gaditana y socialista, Anne Hidalgo, mira a Pedro Sánchez con mucha más admiración y mejores sentimientos, al decirle recientemente: “Necesitamos líderes como tú”. Susana dijo: “Quiero el voto del que no tenga odio, del que no tenga rencor”. Señora, aquí nadie tiene odio ni rencor, se defienden posiciones orgánicas y políticas nada más.

En su acto, Pedro Sánchez propuso configurar una gran alianza progresista. Y que “hay que elegir entre un partido del siglo XX y uno del siglo XXI”, dada la antigualla de lo visto y oído en el show... susanista. Que así sea.

 

31.03.2017                                                                               Fernando Bolea Rubio

                                                Sindicalista

Añadir nuevo comentario

REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO EN ARAGÓN

Páginas