PABLO IGLESIAS EN EL ANIVERSARIO DE SU MUERTE (parte segunda)

Imagen de jbbuteraa
José Benito Butera Aured

Este texto esta rescatado del semanario Vida Nueva que desde el mes de mayo de 1930 y hasta el mes de junio de 1936, en total fueron 250 números los que la Unión General de Trabajadores de Zaragoza difundió entre sus afiliados y vendió al publico.De estos periódicos, como se puede suponer y como también es sabido por todos, en la actualidad  es difícil su consulta; no obstante se puede conseguir saber lo que en aquel  tiempo opinaba  nuestra organización sobre lo que en la Ciudad acontecía; además de repasar la política nacional  y la actividad sindical de aquel entonces. Conjuntamente con el PSOE informaba de los asuntos que entonces preocupaban a la ciudadanía.Este artículo extraído del número 34 del periódico correspondiente al día 14 de diciembre de 1931, como se puede ver está firmado por el que por entonces era Presidente de la UGT de Zaragoza y que  solamente nueve años más tarde desapareció de entre los vivos, después de un sinfín de penalidades sufridas en la cárcel de Torrero que le abocó a una muerte prematura; ahora, también es cierto que  de esta manera dejo de sufrir, tanto física, como síquicamente, ya que los tiempos que entonces comenzaron en España  no le hubieran dado muchas oportunidades, pues si se salvo de una muerte violenta fue por que su salud mental era tan débil, que quizás eso le salvo – o mejor dicho – le prolongó la vida cuatro años más que al resto de los dirigentes, que en aquellas fechas ostentaban la dirección de la Unión General de Trabajadores de Zaragoza.
En aquella fecha él decía que era un ejemplo el que había fundado la UGT y el PSOE, y si lo traigo  ahora a colación es porque como Isidoro Achón  y otros muchos más pensamos que todavía hoy Pablo Iglesias sigue siendo ese ejemplo glosado por el firmante.