PATRIMONIO SINDICAL: LAS FARMAC IAS Y LA CASA DEL PUEBLE DE ZARAGOZA

Imagen de jbbuteraa
José Benito Butera Aured

Con el oficio de incautación de dos farmacias que a trabes de la Mutualidad Obrera [ Coso número 99, 1º hasta 1936 en que se situaba en calle Méndez Núñez 17 y 19] atendían a los trabajadores afiliados a UGT y que por medio de una cuota eran socorridos médicamente por dicha mutualidad; que cuando se produjo la sublevación  tenia extendidos sus tentáculos por la Zaragoza de entonces; con sucursales en Camino de San José nº 139, donde también estaba ubicada una de las dos farmacias incautadas y en el barrio de Delicias en la calle Arias nº 2 principal [ Actual calle Don Pedro de Luna, ya que en 1938, se le cambió el nombre, posteriormente en el año 1944 le dieron ese nombre a la que actualmente lo ostenta ] en éste barrio, la farmacia que todavía existe, después de haber pasado por tres manos, está situada en el número 137 de la Avenida de Madrid.

Ésta farmacia, que pasó a manos de los nuevos propietarios después de haber sido incautada y no tener utilidad para el Estado, según dice el documento de incautación (tiene sello de salida de marzo de 1937). Según relato de una de las actuales propietarias, que conoce la historia, aunque algo cambiada, atribuye la pérdida de la farmacia a las deudas de la Mutualidad, con los proveedores. Una vez incautada fue el farmacéutico  de Paniza Sr. Falcó, quien se quedó con el negocio; después la legó a su hija Pilar, que a su vez la vendió a las actuales propietarias. En cuanto a la ubicada en el camino de San José, desapareció después de la incautación ya que: según la ficha del farmacéutico José Bernad Rubio, que prestó el título a la Mutualidad para la apertura y continuidad de esa farmacia, en agosto de 1933; según los datos que me han sido facilitados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos, el Sr. Bernad murió en el mes de octubre de 1936; había regentado farmacias en Cosuenda, durante quince años; Pedrola durante tres,  y La Muela. Licenciándose  el día 21 de noviembre de 1900, en Santiago de Compostela. La constatación de la desaparición de esta farmacia en 1937 se basa en; una guía de farmacias que poseo del año 1954 en que no aparece ninguna farmacia en esa ubicación; por el contrario que en Delicias el edificio donde se ubicaba la farmacia y el despacho de la Mutualidad ha sido derribado.
Por lo visto documentalmente y al contrario que los locales de  Delicias los de San José pudieron ser propiedad de la organización. En los años ochenta cuando se inventarió lo expoliado a UGT, en el inventario figuraba una posesión en San José.

Otra propiedad de UGT, también expoliada fue el solar adquirido  al Ayuntamiento, para construir la sede de la organización – en el vocabulario de entonces Casa del Pueblo – que no llegó a construirse. Esta noticia proviene también del periódico Vida Nueva. En su segundo número correspondiente al día 11 de mayo de 1930, inserta la noticia de que se han recaudado 150.000 pesetas mediante la emisión de bonos de 25 pesetas que han sido adquiridos por las distintas sociedades que componen la Unión.

Las aportaciones de los distintos organismos van desde los 120 bonos cuyo importe asciende a 3.000 pesetas que adquiere la Sociedad  Profesional de Obreros Metalúrgicos; al único que adquieren las Juventudes Socialistas, por las veinticinco pesetas de su valor.
La noticia que da por hecho la compra del terreno, no he logrado fijarla documentalmente en el tiempo. Si está documentado un acto posterior; con fecha veintiuno de septiembre de 1931 (Libro de Actas 266, F.205 Recto y Verso) figura entre las resoluciones adoptadas por la Comisión de Propiedades la permuta del solar adquirido por la Unión General de Trabajadores que está signado con el número siete de la manzana C, de la Ex – Huerta de Santa Engracia, por el número cinco de la misma manzana y propiedad del Ayuntamiento. La sublevación de los militares africanistas apoyados por la derecha más reaccionaria impidió la realización de aquella necesidad que ya se propalaba desde el año treinta.

La tradición oral dentro de nuestra organización situaba ésta  posesión en la calle Mefisto nº 2  actual edificio ocupado por la Comandancia del Ejército del Aire.
Esta ubicación que en la recientemente editada; Historia de la Unión General de Trabajadores en Aragón, (pag110, nota 12) es  puesta en boca de Arsenio Jimeno, no es del todo cierta.

Al interesarme por la exactitud del asunto y buscar los datos registrados en el Ayuntamiento, ya que es él, el vendedor, surge la duda de esa ubicación.

La primera búsqueda la realizo en los registros de propiedades correspondientes al año treinta y uno, allí hay un asiento con el número 2.970, que dice; Solar en calle Costa, Confederación… una especie de ene, y una te. Este dato lleva a la caja nº 2557, en la que resulta que el expediente de esa transacción  no esta en el sitio adjudicado por el archivo. La amabilidad de un  empleado, me proporciona el dato de la existencia de una nota en la que se refleja; que ese expediente ha sido entregado el día 31 de octubre de 1933 a un individuo llamado, Emilio Ibáñez Papell, del que solo conozco el dato de que perteneció a las juventudes de Izquierda Republicana, según consta en una página Web actual de esa organización.

Al considerar esto como un fracaso y querer llegar al fondo de la cuestión, repasando de nuevo el semanario Vida Nueva hay que volver hacia atrás, e indagar en el año treinta. Aquí el recurso es imposible ya que ese libro todavía no está disponible por estar microfilmándolo, el siguiente libro ya citado es el que proporciona el dato ya dicho.
La solución a la inexactitud de la supuesta ubicación de aquella sede no realizada es sencilla.

Los solares cinco y siete no forman parte de la instalación militar. Si así fuera no hubiera podido copiar los datos que ahora se ponen aquí.
Esta era la situación de la no nata Casa del Pueblo de Zaragoza, según el expediente de  construcción iniciado en diciembre de 1939 y los planos adjuntos al proyecto y licencia para el edificio situado en el Paseo de La Mina, aledaño a la casa de Socorro municipal.

Si ciertamente es difícil de conseguir los títulos de propiedad del solar y demás detalles previos a la construcción de la “Casa del Pueblo” que han sido buscados por mí con ahínco y paciencia y que ante lo acaecido en aquel tiempo seguramente habrán desaparecido o estarán en ignoto archivo, dado que el asunto; aún mereciendo un más detenido estudio para fijar con exactitud las circunstancias de aquella propiedad; pero debido al espacio de publicación, creo sinceramente que no hay porque extenderse más ni demorar por más tiempo su publicación.

Otro apunte relacionado con esta nonata Casa del Pueblo es la participación del arquitecto Francisco Albiñana en el diseño del edificio, como lo anterior difícil también de constatar, debemos fiarnos de lo escrito con motivo de un homenaje a su labor que se realizó no hace mucho tiempo.
Francisco Albiñana fue afiliado de UGT y construyó edificios que en el entorno de aquel solar adquirido por UGT se levantaron por aquel entonces y con anterioridad, edificios diseñados por él, que todavía se pueden contemplar, y que recientemente [2004/2005] fueron expuestos y resaltados en una exposición inusual, de ellos muy cerca de nuestra actual sede, Costa 1, Costa 4, Plaza de los Sitios 4, Escar/ Plaza de los Sitios y Mefisto 9, su domicilio; donde fue apresado por los reaccionarios zaragozanos que vieron en él un enemigo sin saber apreciar lo que había sido. Un hombre de bien.            

                      

Plano de la parcela destinada a la Casa del Pueblo de la Unión General de Trabajadores

Añadir nuevo comentario

REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO EN ARAGÓN

Páginas