Socialismo y Magisterio. La FETE en Aragón durante la Segunda República (1931-1938)

El excelente y minucioso estudio realizado por Herminio Lafoz sobre el sindicalismo ugetista en el sector de la enseñanza, centrado especialmente en su desarrollo e implantación en Aragón, cubre un destacado hueco de la historia del mundo obrero y de la historia de la educación que han dejado muchos especialistas, dedicados principalmente en sus atenciones a la UGT en su conjunto o a una particular perspectiva de las asociaciones de la enseñanza alejada del compromiso común con el resto de los trabajadores. La complejidad de la historia del asociacionismo ugetista en la enseñanza radica en las connotaciones políticas y sindicales de una federación pequeña en su número, pero considerablemente influyente en momentos decisivos del primer tercio del siglo XX de la historia de España.

La visión que refleja Herminio es complementaria de la que realizamos algunos investigadores desde otras zonas del país, quizá más mediatizados por la cercanía a los centros de poder institucionales como el Congreso de los Diputados y los Gobiernos, de los centros de decisión de la UGT o de la propia realidad de Madrid, uno de los centros más pujantes del socialismo, frente a otras zonas de predominancia más anarquista o republicana. La Asociación General de Maestros (AGM), la primera expresión de la FETE, nace en 1912, y aunque aparece radicada en la casa del pueblo de Madrid, realmente reflejaba el sentir de un colectivo disperso en toda España que entendía que sus condiciones laborales dependían cada vez más del Ministerio de Instrucción Pública (MIP) y no como antes de los Ayuntamientos.

Alfredo Liébana

Socialismo y Magisterio. La FETE en Aragón durante la Segunda República (1931-1938)

Herminio Lafoz Rabaza

 

Descargar índice y capítulo: PDF  EPUB 

Leer en: Flash

Colección: Isidoro Achón, 13

ISBN: 978-84-937991-2-0

Páginas: 478

Tamaño: 25 x 18

PVP: 20 € carro compra

 

"Construir el presente educativo y sindical en la enseñanza requiere tener presente nuestras raíces."

Alfredo Liébana Collado