TRABAJAN PARA LA ETERNIDAD… Y LES PASARON CUENTAS (III) EN CONMEMORACIÓN DEL 8 DE MARZO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA. UNA VISIÓN DE LA REPRESIÓN FEMENINA DURANTE LA GUERRA CIVIL.

Imagen de jbbuteraa
José Benito Butera Aured

La conmemoración del día internacional de la mujer trabajadora, acumula una cantidad de tiempo suficiente para que su celebración haya entrado en el imaginario cultural de la clase trabajadora, tanto masculina como femenina, debido a ese arraigo conseguido en la sociedad actual es necesario retrotraerse en el tiempo y ver como esa sociedad que ahora magnifica unos hechos terribles desde cualquier punto de vista actual, olvida otros más cercanos.

Tan terribles o quizás mas que afectaron a ese género de seres humanos en nuestro país y que ni en ese momento, ni durante el dominio fascista se tuvo en consideración a otra mujer que no fuera la dócil, la que comulgaba diariamente, la que no se oponía al dominio intelectual impuesto por aquel régimen; en fin aquella contraria en pensamiento a las que había luchado por implantar en la sociedad española las ideas de igualad entre sexos en todos los aspectos que entonces comportaba la vida española; cultura, trabajo, libertad, acción política y sobre todo independencia del otro sexo.

El lector que se haya molestado en seguir ésta página podrá apreciar que solo con la lectura del título puede situar lo escrito en el tiempo y lugar acaecido de lo que a continuación sigue.

En la nómina de expedientes de responsabilidades políticas inserta en el primero de los artículos sobre el pueblo zaragozano de La Almolda cuyo porcentaje sobre el total de la población represaliada alcanza un veinticinco por ciento de mujeres del total de los incoados, es suficientemente representativo de que el régimen naciente a pesar de tener entre sus fieles una sección femenina no por eso dejó de mostrar su dureza con las vencidas.

Del estudio de los expedientes se desprende que la represión contra las mujeres de ese pueblo fue más por venganza de que se hubieran resistido al glorioso alzamiento nacional que por los delitos que pudieran haber cometido ya que estos no están concretados específicamente a cada una de las imputadas, sus acusaciones son siempre iguales a las de otros encausados varones parientes de ellas y que se repiten expediente tras expediente. Asalto a la casa de algunos de los habitantes del pueblo, que como se puede suponer esos habitantes no era un dechado de magnanimidad, por calificar de alguna manera al caciquismo imperante por aquellas fechas en toda España y que gracias al nuevo régimen republicano se pretendía cambiar, y eso era precisamente el delito cometido por todas aquellas mujeres. El haber puesto sus esperanzas en una nueva era que ofrecía libertad e igualdad.

Otra de las acusaciones renuentes en todos los expedientes es la contemplación por parte de las acusadas de los asesinatos de los Srs Pardo y Marrufo.

A cerca de este “asesinato” se puede deducir que serian las primeras victimas del alzamiento en ese pueblo ya que el abogado venia de Caspe y del guardia civil no hay noticia censal de que perteneciera al pueblo en el cual las bajas de unos quince vecinos fueron escasas comparadas con las que el nuevo estado produjo después.

Fue represaliado un contingente de mujeres mayores de sesenta años con penas de cárcel que posiblemente por la edad y las duras condiciones del cautiverio no alcanzaran la libertad; otro contingente de las condenadas a prisión eran menores y aunque con éstas la represión fue menos dura, también pagaron un precio demasiado alto por sus expectativas de libertad; las de edad madura, casi todas madres vieron truncada su vida, separadas de sus hijos y su familia habido de sufrir un cautiverio duro y humillante que no condujo más que al silencio, ya que no pudieron arrancar de sus mentes las ideas adquiridas en el tiempo de esperanza que les había tocado vivir en la anterior etapa.

Estas notas que a continuación se plasman solamente son una muestra pequeña de los efectos de la guerra civil sobre las mujeres, como se puede comparar con los números que aparecen más abajo.

Cuando el avance del ejército rebelde rompe el frente de Aragón y avanza por los Monegros, la represión no se hace esperar; el que no ha huido es apresado y a continuación represaliado económicamente si posee algo y de esta actitud no se libran ni hombres, ni mujeres, ni jóvenes, ni viejos

En la guarda trasera de uno de los libros de registro de presos de la cárcel de Zaragoza hay unos apuntes manuscritos realizados por distintos funcionarios que dan una estadística escalofriante y que pone en evidencia la represión que se realizó en Zaragoza. El primer apunte tiene la fecha de 18 de febrero de 1936 y consta el número de reclusos en la fecha, 133; al mes siguiente se anotan 125, y el 16 de septiembre constan 1261 reclusos.

En el año siguiente, en el mes de octubre tenia la prisión 518 reclusos de los cuales eran mujeres 214. En 1938 se realizan cinco asientos que corresponden a las siguientes fechas 14 de abril tenia la prisión 282 mujeres, el 8 de mayo de 2303 reclusos, 300 eran mujeres, quince días después el total de presos ascendía a 2510 de los cuales eran mujeres 359 y el último apunte corresponde a día primero de agosto anotan que las prisioneras eran 406 mujeres.

Aquí hay un entretenimiento para sacar cuentas y conclusiones; el nuevo régimen instaurado respetaba a la mujer hasta el punto de encarcelarla o fusilarla por razón de sus ideas.

LOS EXPEDIENTES CORRESPONDIENTES A MUJERES DE LA ALMOLDA

Expediente colectivo todos incluidos en el número 5527/12

Inocencia Val Solans = de 32 años en el inicio del proceso; según consta en el sumario, al quedar el pueblo en zona roja se afilió a la CNT, interviniendo en el saqueo y destrucción de la iglesia; confeccionó prendas para los milicianos y junto con su madre, también procesada Gabriela Solans entregó un pico para destruir la caja de caudales de Mauricio Samper, mostró su regocijo cuando ocurrieron hechos de gravedad y asistió a los asesinatos de los Srs. Pardo y Marrufo. Fue condenada a dieciséis años de reclusión menor. El dos de diciembre de 1939 fue sacada de la cárcel de mujeres de Zaragoza, desconociendo el resto de circunstancias relativas a su cautiverio.

Joaquina Villagrasa Aznar = De cuarenta y tres años, condenada a pena capital que posteriormente le fue conmutada por la siguiente menor, treinta años de prisión mayor. Los delitos que habían cometido ella y su marido Saturnino Falceto Lamenca (también condenado y conmutada la pena igual que a su mujer); Joaquina es acusada de ideología izquierdista aunque sin filiación, al entrar las fuerzas rojas se afilio a la CNT; intervino en robos, requisas y saqueos, y en la destrucción de la iglesia, haciendo con las ropas talares vestidos para sus hijas, fue en una manifestación comunista llevando la bandera y dando gritos de esta tendencia. Presenció el asesinato de los Srs. Pardo y Marrufo, yendo en cabeza del grupo que los llevaba a fusilar y habiendo testigos que dicen fue quien dio las instrucciones para ejecutarlos. Incitaba constantemente al asesinato y en alguna ocasión llego a llevar armas. Al aproximarse nuestras fuerzas se interno en zona roja llevándose un carro y caballerías que le entregó el Comité

Pabla Lausac Toha = de sesenta y cuatro años cuando fue sentenciada a la pena de doce años de prisión (1944), de antecedentes izquierdistas, se afilió a la CNT al ser ocupado el pueblo por los marxistas; en su casa (San Antonio nº 32) se instaló el cuartel general de la columna Durruti y en ella se depositaban todo lo procedente del robo y del saqueo. Le unía gran amistad con uno de los delegados y asistía a todas las juergas que en su domicilio se celebraban.

Maria Morales Villagrasa = En el año 1935 tenía treinta años fue acusada de que inducida por su marido se internó en zona roja llevándose dos caballerías de la colectividad. Fue ingresada en la cárcel el 3 de marzo de 1939 y puesta en libertad el 21 de octubre del mismo año; en el expediente de responsabilidades no se le imputa más cargo que el ya reseñado, constando su apoliticismo y buna conducta antes y durante el alzamiento y ocupación del pueblo por los rojos. Consta en el registro de presas de la cárcel de mujeres de Zaragoza. Según ella misma en carta manuscrita al director de la cárcel fechada en agosto de ese mismo año, estaba enferma.

Maria Pinos Morales = De sesenta y tres años cuando se concluyo el expediente y fue condenada; era de antecedentes izquierdistas, se afilio a la CNT, haciendo objeto de sus insultos a las personas de orden interviniendo en el saqueo de la iglesia parroquial y en la ermita de Santa Quiteria, encontrándose, al ser liberado el pueblo por nuestras fuerzas un tapiz de esta santa en casa de la procesada. Fue condenada a catorce años de reclusión menor.

Gabriela Solans Villagrasa =Tenia en 1935 sesenta y un años. De antecedentes izquierdistas, le sorprendió en La Almolda el movimiento nacional y al quedar el pueblo en poder de los marxistas se afilió a la CNT. Hizo objeto de sus insultos a las personas de orden, confeccionando prendas para los milicianos y entregó un pico para que abrieran la caja de caudales de su convecino Mauricio Samper. Ante el avance de las tropas nacionales se internó en zona roja llevándose una caballería de los hermanos Pelay y presenció el asesinato de los Srs. Pardo y Marrufo. Fue condenada a catorce años de prisión menor. El cuatro de noviembre de 1939 es sacada de la cárcel de mujeres de Zaragoza posiblemente para su traslado a otra prisión.

Milagros Castillo Pallas = Nacida el 20 de junio de 1921 en La Almolda, se afilió a las Juventudes Libertarias, siendo nombrada abanderada y como tal intervino en mítines y manifestaciones dando gritos de tendencia comunista y de amenazas a derechistas. Condenada a ocho años de prisión menor, como responsable en concepto de autora del delito de auxilio a la rebelión con la atenuante de minoría de edad

Faustina Casbas Aznar = De treinta y cuatro años de edad en 1935 Condenada a la pena de veinte años de reclusión menor como responsable del delito de auxilio a la rebelión con la agravante de peligrosidad al atribuirle los mismos delitos que a otros encausados y que ya se han expuesto. También fue procesado en el mismo consejo de guerra su padre Patricio Casbas Gracia de sesenta y dos años en 1935, por haber sido nombrado delegado de abastos por el comité local.

Expediente 5526/17

Pilar Camón Pallas = Esta mujer de veintisiete años de edad en 1942 cuando fue inmersa en el expediente incoado a su padre en el que se le dedican unas escasas líneas a Pilar Camón para acusarla de haber sido abanderada de las Juventudes Libertarias y fijar la condena de un año de prisión, con la atenuante de escasa trascendencia por el delito de auxilio a la rebelión. Su padre Valero Camón Uriol, natural de Pallaruelo (Huesca) y vecino de La Almolda había pertenecido a la UGT antes del alzamiento, luego fue nombrado secretario de CNT donde actuó hasta el avance de los rebeldes en que huyó con sus tres hijos a Barcelona, donde al final de la guerra fueron hechos prisioneros. Le fueron incautadas las tierras que poseía o llevaba en arriendo además de su casa sita calle San Roque nº 36. Condenado a muerte le fue conmutada la pena por la siguiente inferior (30 años de reclusión mayor)

Expediente nº 5526/18.

Los hechos probados para todas las personas que en él se enumeran son del mismo contenido: excitación a la rebelión

María Taules Camparola = Estaba casada, consta su edad ilegible (debía de ser joven ya que en 1935 no consta censada electoralmente). Era de ideología extremista, hacía manifestaciones contra el movimiento nacional, se alegró públicamente de que hubiera estallado una bomba en el domicilio de un derechista, huyó del pueblo ante el avance nacional y se encontró en su casa una canasta con bombas de mano. Por el delito de excitación a la rebelión con la atenuante de falta de perversidad a la pena de seis meses y un día de prisión menor…

Águeda Camparola Susin = Tenía cuando fue procesada veintiún años. Era de ideas avanzadas, hizo constantemente manifestaciones contra el movimiento nacional blasfemando públicamente, colaboró con las autoridades rojas que la emplearon en el despacho de géneros de la cooperativa, huyó del pueblo ante el avance nacional. El delito que se le imputa es el de excitación a la rebelión con la atenuante de falta de perversidad social; condenada a la pena de seis meses y un día de prisión menor, suspensión de todo cargo y del derecho de sufragio (como si éste fuera un derecho que iban a respetar los juzgadores) durante el tiempo de la condena, siéndoles de abono el total del tiempo de la prisión preventiva

Ángeles Continente Camparola = Inmersa junto con sus padres Ismael Continente y su madre Dolores del delito de auxilio a la rebelión. Atenuante ser menor de edad; contando en el momento de los hechos catorce años, por lo que es absuelta y pasada al Tribunal Tutelar de Menores, siendo puesta en libertad de la Cárcel de Mujeres de Zaragoza el día uno de septiembre de 1939. Esta mujer ha muerto a los 88 años en Tarrasa el pasado junio (2010)

Dolores Camparola Rivera = Sentenciada por el Consejo de Guerra el 8 de agosto de 1939, tiene 43 años casada con Ismael Continente Albalad de 51 años padres de Ángeles Continente Camparola inmersos los tres en el mismo consejo de guerra. La acusación es para ella de ser de ideología comunista, animaba a su esposo a cometer desmanes, excitaba a los del Comité a cometer asesinatos de personas de orden interviniendo con su marido en el asalto a las propiedades de dos vecinos. Hacía privadamente propaganda contra el movimiento nacional la condena es de seis meses y un día de prisión menor. Vivian en la calle Temple nº25

Expediente J/5526/36 = J/5527/5

El citado expediente consta de tres encausadas siendo igual para las hermanas Bordetas Oliver. El consejo de guerra se celebró el ocho de febrero de 1943

Eulalia Ferrer Guiral = [En el censo de 1935 están los apellidos invertidos] De treinta y cinco años, casada con Pablo Bordetas Olivan también expedientado, sus labores, domiciliada en calle Pilar nº 7 de La Almolda; de antecedentes izquierdistas y afiliada a CNT, al inicio del movimiento nacional se lanzó a la calle armada de una pistola y un cuchillo amenazando e insultando a cuantas personas de derechas encontraba. Indujo constantemente a los milicianos, e influyo activamente acerca de su marido y hermanos (Jesús, también expedientado, José y Pilar) destacados cabecillas rojos de la localidad para que realizaran toda clase de desmanes y crímenes, llegando a formar parte de una de las patrullas armadas que se dedicaban a detener a las personas de derechas. El día que se llevaron a fusilar al guardia civil Sr. Marrufo y el abogado Sr. Pardo al enterarse de esto se unió al grupo que los llevaba armada marchando con ellos hasta el cementerio donde fueron asesinados. Tomó parte activa en la destrucción de la iglesia y profanación de los objetos sagrados, así como en numerosos saqueos, requisas efectuadas en casas de personas afectas al movimiento nacional. Ante el avance de nuestras fuerzas huyó a Cataluña y desde allí a Francia. Fue condenada por los delitos de adhesión a la rebelión con los agravantes de peligrosidad y trascendencia a la pena de muerte conmutada por la inmediata inferior en grado (30 años de reclusión mayor)

Araceli Bordetas Oliver =[Olivan en el censo de 1935] De veinte y tres años de edad en 1943 (dieciséis cuando comenzó el alzamiento) hija de Pablo y Estefanía (ambos expedientados también, no aparecen los otros dos hijos varones Nemesio y Salvador de 29 y 25 años respectivamente en 1935) eran vecinas de Monegrillo ¿quizás en 1938/43? y ambas de ideas izquierdistas antes del movimiento nacional, al iniciarse éste se afiliaron a CNT y a las Juventudes Libertarias interviniendo en cuantas manifestaciones organizaban los milicianos rojos insultando y amenazando en todo momento a las personas afectas al movimiento nacional. Intervinieron en requisas, saqueos e incautaciones y en la destrucción de la iglesia. Unieronse a la manifestación para presenciar el fusilamiento de los Srs. Pardo y Marrufo.

Sacramento Bordetas Oliver = [Olivan] De 25 años en la fecha del consejo de guerra. Condenadas ambas hermanas a la pena de doce años y un día de reclusión menor

Expediente 5526/8

Paulina Bagües Bagües = De cuarenta y ocho años, natural de San Mateo de Gállego, comadrona, inmersa en el expediente incoado a su marido Antonio Arnal Abadía. Los cargos que se le imputan a ella son: de ideas extremistas, fundadora con su marido de las juventudes libertarias, donde daba mítines y conferencias exaltando la causa roja al propio tiempo que daba lecciones de nudismo. Se instalaron ella y su marido en la casa del cura Intervino con su marido en el saqueo de la casa de Justa Peralta. Asistió al asesinato de un guardia civil y un abogado de Caspe, dando gritos y diciendo que si no había quien disparara que ella misma mataría. Incitó a la comisión de crímenes y considerada muy peligrosa, huyó hacia Cataluña a la liberación del pueblo. Fue condenada a la pena de: doce años y un día de reclusión menor, la sentencia está emitida el veinticinco de octubre de 1939. En la cárcel de mujeres de Zaragoza está anotada su salida el 24 de agosto de 1940 suponiendo fue un traslado a otra prisión posiblemente a la de Santander, donde fueron trasladadas muchas de las condenadas en Zaragoza.

Expediente J/5527/17.Incluye a estas dos mujeres junto con Francisco Lapiedra Albalad y Constantino Val Valles, se pidió para estos la condena a muerte o treinta años de prisión aunque se desconoce la condena.

Felicitas Alos Catalán = De veintidós años, soltera, hija de Marcos y Felisa, perteneció a las Juventudes Libertarias. No constan acusaciones y es condenada a seis años y un día de prisión. Está registrada su salida de la cárcel de mujeres de Zaragoza el día dieciocho de enero de 1940.

Felisa Catalán Castillo = de sesenta años, viuda, vivía en San Antonio nº 16. Su delito alojar en su domicilio a cuatro oficiales de la escuela popular de guerra e intervino en el saqueo de la casa de Justa Taules apoderándose de colchones y otros efectos, amenazando a la citada vecina si bien nada ocurrió. Huyó a zona roja proponiéndole el fiscal la pena de seis años y un día de reclusión menor. Al igual que su hija fue sacada de la Cárcel de Predicadores el mismo día, se desconoce el destino de ambas.

Expediente 5526/10 Las tres encartadas en el mismo.

Guillermina Puig Salaber = [Puy en el censo electoral de 1935] De veinte y siete años de edad, vivía en la calle San Antonio nº 55-57 junto con su madre María Salaber Guiral y un hermano; otros dos vivían en la misma calle. Su delito; ser esposas de destacados izquierdistas y ver con agrado los fusilamientos de personas de derechas.

Josefa Aznar Cortes = De setenta años en la fecha del documento, vivía en la calle Mayor nº 40, casada con Froilan Albalad Val de setenta y tres años, tenían tres hijos Juan de treinta y tres años casado con Guillermina Puy (también expedientados) Faustino de cuarenta y ocho y Manuel de treinta y ocho. Su delito ser esposa de destacado izquierdista.

Manuela Albalad Aznar = De treinta y siete años, casada con Paulino Sorrosal Serrate de treinta y ocho años, vivían en San Francisco nº 12. Delito como las anteriores, ser esposa de destacado izquierdista. Ingresó en la cárcel de mujeres de Zaragoza el día treinta de octubre de 1939, saliendo de la misma el veinte siete de septiembre de 1940, con lo que según la sentencia permaneció mas tiempo que el de la condena (once meses presa). Fueron condenadas a seis meses y un día de prisión, según consta en documento fechado en Zaragoza el día doce de noviembre de 1943.

Expediente J/5527/39

Mª Luisa Lozano Paño = [Lizano en el expediente] Tenía treinta años y estaba casada. Inmersa en un expediente que refleja el Consejo de Guerra sumarísimo celebrado en La Almolda el veintitrés de mayo de 1938 y que implicaba a ocho personas, siendo Mª Luisa la única encausada los restantes son hombres, con la que el tribunal tiene la deferencia de desplazarse a su domicilio en el que estaba postrada en la cama por grave enfermedad para tomarle testimonio. El fiscalía pide para ella treinta años de reclusión por el delito de adhesión a la rebelión sin circunstancias modificativas, el defensor pidió para Mª Luisa y otro la libre absolución en vista de la falta de culpabilidad. Luego pide la absolución para otros dos encausados, Santiago Alguero y Pascual Ezquerra en vista de sus antecedentes derechistas y de que han sufrido persecución por los rojos, también tienen la eximente de miedo insuperable. La procesada negó los cargos que se le hacen en el sumario y si asistió al cementerio (lugar en que se fusilo a Pardo y Marrufo) fue para evitar que a su marido le obligasen a realizar ninguna barbaridad.

Expediente J/5528/9

Salvadora Rivera Olivan = De setenta y cinco años en 1935, no tenía instrucción tenía un comercio en su domicilio calle Horno nº 3, donde vivía con un hijo de cincuenta y cinco años labrador, además de dos hijas de cincuenta y uno y cincuenta y tres años. Este expediente no tiene más documentos que un inventario de bienes de la afectada que comportan unas posesiones de siete hectáreas de campo y otra de dos hectáreas de viña y olivar más una era con pajar y bancal y la casa de su residencia, y una reclamación de la misma a los juzgados fechada el veintinueve de abril de 1941 en la que reclama la devolución de tres mesas de mármol con los pies de hierro, que le fueron robadas durante su ausencia – hace suponer que su comercio podía ser un bar o taberna – y que están en posesión de José Palacio; que a su vez reclama en otra nota manuscrita con lapicero y en un recorte de papel una radio que dice le robó el nieto de Salvadora, condicionando la devolución de las mesas a la de la radio o su valor en metálico.

Expediente J/5527/32

Estefanía Olivan Val = De sesenta y dos años de edad, de mala conducta durante el movimiento nacional; amenazaba e insultaba constantemente a las personas de derechas, teniendo dos hijos que eran de los principales extremistas del pueblo. Huyó a zona roja (Barcelona) ante el avance nacional, posteriormente pasó a Francia donde permaneció ocho meses regresando a España. La acusación es de delito de auxilio a la rebelión concurriendo las circunstancias atenuantes de falta de perversidad y escasa trascendencia de los hechos realizados. Juzgada y condenada el cuatro de mayo de 1940, a un año de prisión menor. Ingresó en la cárcel de mujeres de Zaragoza el 27 de noviembre de 1939

Expediente J/5582/07 de Bujaraloz

Purificación Taules Villagrasa = Natural y vecina de La Almolda de veintisiete años casada, de antecedentes izquierdistas y mala conducta una vez iniciado el movimiento nacional, tomó parte en el saqueo de la iglesia habiéndose encontrado ropa de la iglesia en su casa. Incitó a sus familiares que eran dirigentes rojos – su marido posiblemente Anacleto Cenar Royo de veintinueve años que había sido Presidente del Sindicato UGT – a la comisión de delitos; insultó y amenazó a las personas de orden y fue a presenciar los asesinatos, de los Srs. Pardo y Marrufo diciendo si los hombres no se atreven a matarlos que me den el fusil a mi y yo lo haré.

El delito imputado es el común de Auxilio a la rebelión y la pena impuesta doce años y un día de prisión menor. La condena fue expedida el veintinueve de julio de 1941

Expediente 5528/03

Eulalia Playan Moliner = En el expediente dice: …se ignora su paradero, requiriendo a dos vecinos para que si lo saben declaren los bienes de la encartada, siendo estos testigos, Juan José García Toha y Julio Rozas Samper que declaran desconocer la posesión de bienes de la encartada; no obstante consta un inventario de fincas que hasta el día 24 de marzo de 1938 pertenecían o llevaba en arriendo compuesto por cinco asientos totalizando 7 Hectáreas 63 áreas y una casa en camino de Barbastro nº 26 [22 en el expediente]

Manuela Taules Villagrasa = Forma parte de una familia de cinco hermanos de los cuales cuatro constan como expedientados y de los que tres son varones; Bienvenido y José tiene expediente que no se ha revisado en este momento, por lo que en el expediente de las dos hermanas solo constan los inventarios de bienes de los que se les adjudica una quinta parte de cada una de las posesiones y que no se relacionan por no hacer farragosa su lectura.

 

06-03-2011

Añadir nuevo comentario

REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO EN ARAGÓN

Páginas