VIEJOS Y NUEVOS VALORES

Imagen de pvegac
Pilar de la Vega Cebrián

La globalización ha tenido la virtud de aproximar a las grandes civilizaciones. éstas, como placas tectónicas, tienen zonas de fricción. Así S. Huntington considera que el fin de la tensión de bloques, Este- Oeste, va a ser sucedida por la tensión entre civilizaciones. El conflicto no va a ser económico sino cultural.

Los años sesenta y sesenta fueron los años de la "gran promesa" para más de una generación. En la década siguiente llegó el desencanto, al ponerse en crisis las viejas utopías. A éste "desencantamiento del mundo" se une otro proceso que podríamos reconocer como la falta de identidades colectivas. Ha desaparecido el partido, como "voluntad colectiva", apareciendo con toda su fuerza el individuo.

Este redescubrimiento de la individualidad obliga a poner en primer término aquellos aspectos que anteriormente se encontraban en la sombra por la integración en lo colectivo (lucha de clases, partido, prioridad orgánica). De tal manera que se ha producido una revalorización de la esfera privada individual considerada como ámbito inalienable de la libertad. Consecuentemente con este proceso, se produce una repolitización de temas considerados antes como no políticos: familia, sexualidad, vida cotidiana, y que son fundamentales en la esfera privada para construir la libertad.

Manuel Castells considera que la crisis de legitimidad de las grandes tradiciones, sistemas políticos e instituciones, unido a la disfunción creada entre la función tecnoeconómica y los significados vitales, ha propiciado dejar un vacío de sentido que hoy se busca llenar a través de los procesos de reconstrucción de la identidad.

Si analizamos los resultados de las últimas elecciones norteamericanas descubrimos que se produjo una polarización política en torno a viejos y nuevos valores, sobre cuestiones de diversidad cultural y moral. El presidente Bush venció al candidato demócrata en Estados, que, desde el punto de vista económico, más razones tenían para votar a Kerry.

¿Cuáles serían esos nuevos valores que, cada vez más, diferencian la agenda de los partidos políticos? Serían las propuestas no relacionadas exclusivamente con la satisfacción de necesidades económicas , sino las afines con valores postmateriales: la autonomía individual, las libertades cívicas y personales, la participación directa en decisiones relacionadas con tu trabajo, con la comunidad en la que vives, la igualdad de género, la solidaridad internacional, la paz, el medio ambiente...

Se acaban de cumplir dos años de la victoria electoral de José Luis Rodríguez Zapatero. Si nos atenemos a la valoración de los ciudadanos sobre su gobierno, comprobamos que los españoles aprueban mayoritariamente aquellas acciones que han ido encaminadas claramente a lo que hemos llamado políticas postmaterialistas. En primer lugar tomó la decisión de retirar las tropas de la guerra Irak. Su determinación rápida convirtió en realidad el compromiso que había adquirido ante los ciudadanos. Entiendo que significa una nueva manera de gobernar: "el valor de la palabra" y de la coherencia política. El ciudadano toma conciencia de la importancia de su voto. Se pone de manifiesto el valor de éste. Es el mayor patrimonio democrático que tenemos, pues es el instrumento con el que podemos hacer que se realicen nuestras ideas.

En segundo lugar, la confección de un gobierno estrictamente paritario de varones y de mujeres ha sido una apuesta clara por la igualdad de las mujeres, que junto a la ley de protección de la mujer contra la violencia de género y la futura ley sobre la igualdad de hombres y mujeres significa una postura evidente por la dignidad, libertad y paridad . Ya que las mujeres hemos sido las más penalizadas por la sociedad.

Era necesario dar respuestas a los nuevos retos de nuestra sociedad. Uno de ellos era y es la inmigración: nuevas medidas reguladoras de la inmigración y aumento importante en los presupuestos generales a la ayuda a la cooperación y al desarrollo. Y, por último, el paquete que comprende un importante aumento de derechos civiles.

Es un conjunto de leyes que tienen como objetivo fundamental la ampliación de derechos, para que así sea posible conseguir un mayor progreso social, una mejor redistribución de la renta y de igualdad de oportunidades. No podemos olvidar que la democracia significa derechos y oportunidades, y son los países con más derechos civiles, los más progresistas.