Las calles de Zaragoza 1900-2000. Avatares políticos sufridos por los cambios políticos habidos

Otro inconveniente se presenta cuando, sin pararte en la estructura, vas realizando la cascada de ideas que, aún con la debida conexión, una vez que las lees continuadas ves que lo que has producido es más un río de frases sin ilación que un texto que se pueda interpretar.

Si esto te sucede cuando crees que tu tesis estaba concluida te llena de desesperación y te empuja a abandonar; pero puede más tu amor propio y el tiempo que has empleado en averiguar los datos necesarios para su confección que esa sensación de fracaso que de vez en vez te va minando y, después de largas meditaciones, das un giro a todo lo que habías escrito y creías estructurado. La técnica actual te permite que lo dicho anteriormente, con referencia al papel, no sea del todo real ya que desde la pantalla del ordenador puedes hacer y deshacer infinidad de veces las cosas; no obstante, el tiempo invertido no te lo devuelve nadie.

Las líneas que siguen pretenden mostrar la evolución de la ciudad de Zaragoza en el transcurso del último siglo en la conformación de su nomenclátor callejero y los cambios que los nombres de sus calles han sufrido en el transcurso de estos cien años.