CARTA DEL PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN.

Agradezco la confianza depositada en mi persona al elegirme como responsable de la Fundación Bernardo Aladren. En primer lugar a la CER de UGT- Aragón y en especial a su Secretario General Daniel Alastuey por proponerme como presidente y en un segundo momento a los miembros del patronato por ratificar y aprobar esta propuesta.

La presidencia de la Fundación es para mí un honor y a la vez significa un compromiso para trabajar con el objetivo de que la etapa que ahora iniciamos este a la altura de las anteriores y abra líneas de actuación que conviertan a La Bernardo Aladren en el verdadero instrumento de la acción cultural de UGT.

Desde siempre he pensado que ésta tarea, si bien no está por ahora entre las prioritarias de la organización, no nos es ajena en absoluto recuérdese la importancia que las antiguas casas del pueblo concedían a la educación y a la cultura, ya que puede rendir excelentes frutos al “acercar “al sindicato a personas, colectivos y entidades, representativas de sectores, que difícilmente se sienten concernidos por el hecho sindical.

Es mi intención, y estoy convencido de que también es un objetivo de los miembros del Patronato, trabajar para que la Fundación, como depositaria del archivo de UGT-Aragón, siga siendo una más entre las entidades memorialistas y, a la vez, se convierta en un referente en el mundo de la cultura en nuestra ciudad y en nuestra Comunidad.

La Fundación se ubica en el “Centro de Formación Arsenio Jimeno” que deseamos llegue a convertirse en una verdadera “Casa del Pueblo”. El Centro de Formación de UGT autentico recurso cultural en sí mismo, puede ayudarnos en este propósito.

Trataremos de abrirlo al entorno en que esta ubicado “El ACTUR” y a toda la ciudad pues no en vano el propio centro es uno de los activos más importantes de los que cuenta la organización, que se debe a sus afiliados, a los trabajadores a los que representamos y a la ciudadanía de la que somos parte esencial y a la que aspiramos a servir como organización imprescindible en el logro, mantenimiento y mejora de las libertades y de los derechos sociales y laborales.

Aspiramos a contar con el impulso de la CER de UT-Aragón, con el acompañamiento de la militancia y de muchos afiliados para el desarrollo de actividades que en ocasiones exigirán ayuda institucional.

Finalmente desde el Patronato y desde la nueva junta directiva de la fundación nos comprometemos a trabajar para convertir nuestra organización sindical en actora con voz propia en el sector sociocultural de nuestra comunidad.

Concitamos el apoyo a esa tarea, que asumimos como propia, a la ejecutiva regional, a las federaciones y a toda la organización.

Pretendemos que la Fundación esté próxima a los intereses de los afiliados en particular y de la sociedad en sentido más amplio.

Para incentivar esta implicación potenciaremos la figura de “los amigos de la Fundación” ya existente, como nexo con la fundación de los miembros del sindicato y de quienes participan en las distintos ámbitos culturales de nuestra ciudad.

Santiago Guallar Rodrigo.

Presidente de la Fundación Bernardo Aladren.

REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO EN ARAGÓN

Páginas