MEMORIA HISTÓRICA DE OTRAS COSAS

Imagen de jbbuteraa
José Benito Butera Aured

Entonces sirvieron para confeccionar un libro sobre Zaragoza. Ahora en relación al trabajo realizado con Vida Nueva, ha surgido la oportunidad de aprovechar aquellos apuntes y copias extraídas del archivo municipal, que debidamente seleccionadas y puestas en relación me dan píe para sin dejar de referirme al tema de la recuperación de nuestra memoria, no circunscribirla solamente a las personas.

El 14 de octubre de 1932 UGT celebraba su congreso nacional. En la ponencia de Industria y Comercio, se había discutido y se aprobó en el punto sexto de dicha resolución se proponía la formación de cooperativas como solución a los problemas de subsistencia que padecía la clase trabajadora.
A finales del mismo año, se celebra el segundo congreso de la Cooperativa Nacional de Casas Baratas "Pablo Iglesias" posiblemente siguiendo las directrices emanadas del congreso nacional y previo a la celebración del suyo propio, dicha cooperativa inicia en Zaragoza una campaña de propaganda que comienza en Gallur el día 27 de septiembre y concluye en Cariñena el 23 de octubre, donde Cano Llopis responsable del organismo recorres bastantes pueblos de la provincia propagando la idea cooperativita entre los adheridos a las organizaciones socialistas de los lugares que visita.

De la capital tenemos noticias de que es convocada una reunión de socios y simpatizantes para el día 13 de agosto de 1934, que aparece en el semanario correspondiente al día 11 de ese mes.

El día 25 también de agosto, y del mismo año es nombrada la directiva de la cooperativa en Zaragoza que resulta compuesta por las siguientes personas: como Presidente es elegido Miguel Ladrón, Vicepresidente Pedro Ros, Secretario Miguel Torralba, Vicesecretario Eduardo Castillo, Tesorero Mariano Campillo, Vocales Faustino Espes y Ramón Sancho, como cobrador es elegido Antonio Blancas.

Unos días más tarde a primeros de septiembre se anuncia por medio del periódico la puesta a disposición de los carnés de cooperativistas de diecisiete asociados de los cuales se da el nombre en es anuncio, instándoles a recogerlos en las oficinas de la Mutualidad Obrera, en Coso 99 1º

Para el quince de ese mismo mes se anuncia convocatoria de Junta General. Como durante un año largo no se publicó el periódico, precisamente desde ese mes de septiembre hasta enero de 1936  ¿Hay que recordar la revolución de Asturias?  Luego durante el otro periodo desde últimos de enero de 1936, hasta su final en junio de ese mismo año ya no tenemos noticias relacionadas con este asunto.

Si cuando recopilé datos relativos a las calles de la ciudad hubiera conocido estos contenidos extractados, no me hubiera causado sorpresa, ni despertado mi interés la lectura de algunas actas de los plenos municipales del año 1936; pero como por entonces mi interes era otro, lo que leía en esos documentos, solamente estimuló mi curiosidad; no obstante y sin fiar de la memoria recopilé algunos documentos, que hoy me sirven para dar a conocer la actividad de la UGT en aquellos ya lejanos tiempos, que como se puede apreciar también entonces tenía entre sus objetivos la mejora social, además de la reivindicación política de participación de los trabajadores en la gestión de las empresas donde trabajaban.

La consecución del proyecto tardo en materializarse. Hubo inconvenientes, pero al fin el proyecto se iba materializando.

El Ayuntamiento de Zaragoza en la sesión correspondiente al día 22 de mayo de 1936 resuelve la petición de la Cooperativa nacional Pablo Iglesias, concederle la opción de compra por espacio de seis meses sobre la manzana cuarenta y tres del plano general de la Zona de Viviendas protegidas.

Modificar las condiciones de enajenación acordadas por el Ayuntamiento de las manzanas treinta y tres, treinta y cuatro y treinta y ocho y cuarenta y una de la Zona de Ensanche de Miralbueno.

En el acta figuran las condiciones de adquisición y plazos de construcción, etc., (la extensión del texto me obliga a no reproducirlo. Libro de actas. LA 271) La efectividad de la cooperativa esta demostrada, ahora bien esta realidad, que además lo era ya que la construcción avanzó de tal modo que en el mismo libro fecha 11 de noviembre, otro ayutanmiento, resuelve instancia presentada por la jefatura de la Central Obrera Nacional Sindicalista, solicitando se le conceda el derecho de opción a las viviendas baratas que se construyen en la zona de Miralbueno, en el sentido de que no hallándose estas terminadas ni recibida la contrata, no se ha preocupado todavía la Corporación de la forma de adjudicación; al año siguiente en el libro 272 figura otro apunte en estos términos.

Enajenar a favor de la Cooperativa de Casas Baratas Nacional Sindicalista la manzana señalada con el número 41 del proyecto aprobado de casas baratas zona Miralbueno de 2083 metros cuadrados al precio de 25, 10 pesetas, con un monto de 62, 500,01 pesetas pagaderas a 30 años con un canon anual de 2083,40 pesetas sin interés, renunciando la cooperativa al subsidio del 1%.

Sobre este asunto hay otros apuntes en ambos libros de actas, pero creo que lo trascrito puede dar una idea de las características de aquellos hombres que no se conformaron con la eliminación física de sus oponentes, sino que se aprovecharon de todos sus bienes. La construcción de esas casas cuando comenzó la sublevación debía de estar avanzada. La materialización todavía está en pie, casas aledañas al grupo Severino Aznar - preclaro cristiano falangista - en Duquesa Villahermosa, Lucas Gállego, etec.

Las cosas también tienen memoria y nosotros sin reivindicar su devolución, ¿a quién?  Hemos de por lo menos recordar las consecuencias de aquella guerra; además de hacer ver lo falaz de un régimen que solamente hizo apropiarse de los bienes materiales de los demás y de las ideas útiles que otros habían tenido.

Dentro de la documentación del archivo de UGT Aragón existe un contrato de la citada  cooperativa, con el número 36.769 –  total de socios en España – a nombre de Vicente Murillo, Murillo que entrega quinientas pesetas como adelanto de la construcción de su casa, fechado el 20 de mayo de 1936, fecha coincidente con la modificación de las 
condiciones de la concesión de los terrenos. No fue un bluf  la cooperativa.

Además los que hayan conocido esas casas que se citan y su entorno, recordaran que, hasta la construcción del centro de salud en ese espacio había un bloque de hormigón que la leyenda urbana atribuía a los cimientos de aquellas casas.   

  • José Ramón Villanueva Herrero

    En los momentos actuales, ante la irrupción en el panorama político de peligrosos populismos derechistas de corte autoritario, cuando no abiertamente fascistas que apelan a las pasiones y a la visceralidad en sus mensajes políticos, resulta más necesario que nunca que los sectores progresistas reafirmen su defensa de los valores de la memoria democrática que, a fecha de hoy, sigue siendo una de

  • José Ramón Villanueva Herrero

    El 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, se ha convertido en una profunda reivindicación y defensa de los derechos de la mujer en sentido amplio, a la importancia de la misma en la sociedad actual y, en consecuencia, en la lucha contra e

  • José Ramón Villanueva Herrero

    En pleno fragor pre-electoral, en estos días en que se recuerda el 80º aniversario de la triste muerte en el exilio de Antonio Machado, nos viene a la memoria aquellos versos del poeta cuando en su célebre «Retrato»

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Durante la última década la Unión Europea (UE) ha sido golpeada por una creciente marea de un euroescepticismo cuyas olas, bien fueran debidas a las consecuencias de la crisis económica global o bien a los efectos de las políticas migratorias, h

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Resulta evidente que la crisis global iniciada en 2008 ha socavado los cimientos de nuestro modelo de Estado del Bienestar y esta devastación ha tenido un soporte ideológico, el neoliberalismo, que ha dado muestras de una codicia desmedida, abanderando así un agresivo fundamentalismo antisocial. Este fenómeno ha sido analizado por Naomi Klein en su libro Doctrina del shock, obra en la que condena de forma contundente los abusos de lo que llama “capitalismo del desastre”...

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Con profunda tristeza he sentido el fallecimiento el pasado 28 de diciembre del escritor israelí Amós Oz, al que siempre he admirado no sólo por su calidad literaria sino también por su firme compromiso ético y polí

  • José Ramón Villanueva Herrero

    La XXI Conferencia sobre Cambio Climático celebrada en París en 2016 fue decisiva para afrontar el gravísimo problema del calentamiento global que afecta a nuestro planeta. Allí se ratificó el conocido como Acuerdo de París en el cual se fijaron una serie de medidas para lograr la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y, de este modo, como se señalaba en su artículo 2º, “reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático en el contexto del desarrollo sostenible y de los esfuerzos por erradicar la pobreza”. Este Acuerdo, del cual se ha desentendido con la irresponsabilidad que lo caracteriza el presidente norteamericano Donald Trump, pretende limitar el aumento de la temperatura media global del planeta por debajo de los 2º C con respeto a los niveles pre-industriales y hacer esfuerzos para limitar dicho aumento a 1,5º C, así como el de lograr emisiones netas de carbono cero en la segunda mitad de este siglo para así conseguir un equilibrio entre las emisiones y la absorción de las mismas, en lo que se conoce como “Neutralidad en carbono” o “nueva economía hipocarbónica”, objetivo éste que ya contemplan las legislaciones de Francia, Islandia, Nueva Zelanda o Suecia.

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Europa salió de los tiempos de tinieblas del Medievo gracias al Humanismo del Renacimiento. Fue entonces cuando, recuperando los valores de la cultura clásica, este movimiento filosófico, intelectual y cultural, reemplazó la visión teocéntrica imperante por el antropocentrismo, esto es, por dar valor y significado al ser humano como medida de todas las cosas, a la vez que impulsaba una moralidad altruista y un anhelo de construir un mundo más justo para el conjunto de la humanidad: ahí están, por ejemplo, las ideas de pensadores como Tomás Moro y su célebre Utopía, obra en la cual plasma el sueño de una sociedad ideal, justa y solidaria.