MEMORIA HISTÓRICA DE OTRAS COSAS

Imagen de jbbuteraa
José Benito Butera Aured

Entonces sirvieron para confeccionar un libro sobre Zaragoza. Ahora en relación al trabajo realizado con Vida Nueva, ha surgido la oportunidad de aprovechar aquellos apuntes y copias extraídas del archivo municipal, que debidamente seleccionadas y puestas en relación me dan píe para sin dejar de referirme al tema de la recuperación de nuestra memoria, no circunscribirla solamente a las personas.

El 14 de octubre de 1932 UGT celebraba su congreso nacional. En la ponencia de Industria y Comercio, se había discutido y se aprobó en el punto sexto de dicha resolución se proponía la formación de cooperativas como solución a los problemas de subsistencia que padecía la clase trabajadora.
A finales del mismo año, se celebra el segundo congreso de la Cooperativa Nacional de Casas Baratas "Pablo Iglesias" posiblemente siguiendo las directrices emanadas del congreso nacional y previo a la celebración del suyo propio, dicha cooperativa inicia en Zaragoza una campaña de propaganda que comienza en Gallur el día 27 de septiembre y concluye en Cariñena el 23 de octubre, donde Cano Llopis responsable del organismo recorres bastantes pueblos de la provincia propagando la idea cooperativita entre los adheridos a las organizaciones socialistas de los lugares que visita.

De la capital tenemos noticias de que es convocada una reunión de socios y simpatizantes para el día 13 de agosto de 1934, que aparece en el semanario correspondiente al día 11 de ese mes.

El día 25 también de agosto, y del mismo año es nombrada la directiva de la cooperativa en Zaragoza que resulta compuesta por las siguientes personas: como Presidente es elegido Miguel Ladrón, Vicepresidente Pedro Ros, Secretario Miguel Torralba, Vicesecretario Eduardo Castillo, Tesorero Mariano Campillo, Vocales Faustino Espes y Ramón Sancho, como cobrador es elegido Antonio Blancas.

Unos días más tarde a primeros de septiembre se anuncia por medio del periódico la puesta a disposición de los carnés de cooperativistas de diecisiete asociados de los cuales se da el nombre en es anuncio, instándoles a recogerlos en las oficinas de la Mutualidad Obrera, en Coso 99 1º

Para el quince de ese mismo mes se anuncia convocatoria de Junta General. Como durante un año largo no se publicó el periódico, precisamente desde ese mes de septiembre hasta enero de 1936  ¿Hay que recordar la revolución de Asturias?  Luego durante el otro periodo desde últimos de enero de 1936, hasta su final en junio de ese mismo año ya no tenemos noticias relacionadas con este asunto.

Si cuando recopilé datos relativos a las calles de la ciudad hubiera conocido estos contenidos extractados, no me hubiera causado sorpresa, ni despertado mi interés la lectura de algunas actas de los plenos municipales del año 1936; pero como por entonces mi interes era otro, lo que leía en esos documentos, solamente estimuló mi curiosidad; no obstante y sin fiar de la memoria recopilé algunos documentos, que hoy me sirven para dar a conocer la actividad de la UGT en aquellos ya lejanos tiempos, que como se puede apreciar también entonces tenía entre sus objetivos la mejora social, además de la reivindicación política de participación de los trabajadores en la gestión de las empresas donde trabajaban.

La consecución del proyecto tardo en materializarse. Hubo inconvenientes, pero al fin el proyecto se iba materializando.

El Ayuntamiento de Zaragoza en la sesión correspondiente al día 22 de mayo de 1936 resuelve la petición de la Cooperativa nacional Pablo Iglesias, concederle la opción de compra por espacio de seis meses sobre la manzana cuarenta y tres del plano general de la Zona de Viviendas protegidas.

Modificar las condiciones de enajenación acordadas por el Ayuntamiento de las manzanas treinta y tres, treinta y cuatro y treinta y ocho y cuarenta y una de la Zona de Ensanche de Miralbueno.

En el acta figuran las condiciones de adquisición y plazos de construcción, etc., (la extensión del texto me obliga a no reproducirlo. Libro de actas. LA 271) La efectividad de la cooperativa esta demostrada, ahora bien esta realidad, que además lo era ya que la construcción avanzó de tal modo que en el mismo libro fecha 11 de noviembre, otro ayutanmiento, resuelve instancia presentada por la jefatura de la Central Obrera Nacional Sindicalista, solicitando se le conceda el derecho de opción a las viviendas baratas que se construyen en la zona de Miralbueno, en el sentido de que no hallándose estas terminadas ni recibida la contrata, no se ha preocupado todavía la Corporación de la forma de adjudicación; al año siguiente en el libro 272 figura otro apunte en estos términos.

Enajenar a favor de la Cooperativa de Casas Baratas Nacional Sindicalista la manzana señalada con el número 41 del proyecto aprobado de casas baratas zona Miralbueno de 2083 metros cuadrados al precio de 25, 10 pesetas, con un monto de 62, 500,01 pesetas pagaderas a 30 años con un canon anual de 2083,40 pesetas sin interés, renunciando la cooperativa al subsidio del 1%.

Sobre este asunto hay otros apuntes en ambos libros de actas, pero creo que lo trascrito puede dar una idea de las características de aquellos hombres que no se conformaron con la eliminación física de sus oponentes, sino que se aprovecharon de todos sus bienes. La construcción de esas casas cuando comenzó la sublevación debía de estar avanzada. La materialización todavía está en pie, casas aledañas al grupo Severino Aznar - preclaro cristiano falangista - en Duquesa Villahermosa, Lucas Gállego, etec.

Las cosas también tienen memoria y nosotros sin reivindicar su devolución, ¿a quién?  Hemos de por lo menos recordar las consecuencias de aquella guerra; además de hacer ver lo falaz de un régimen que solamente hizo apropiarse de los bienes materiales de los demás y de las ideas útiles que otros habían tenido.

Dentro de la documentación del archivo de UGT Aragón existe un contrato de la citada  cooperativa, con el número 36.769 –  total de socios en España – a nombre de Vicente Murillo, Murillo que entrega quinientas pesetas como adelanto de la construcción de su casa, fechado el 20 de mayo de 1936, fecha coincidente con la modificación de las 
condiciones de la concesión de los terrenos. No fue un bluf  la cooperativa.

Además los que hayan conocido esas casas que se citan y su entorno, recordaran que, hasta la construcción del centro de salud en ese espacio había un bloque de hormigón que la leyenda urbana atribuía a los cimientos de aquellas casas.   

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Entre los múltiples despropósitos y torpezas del presidente norteamericano Donald Trump en materia de política internacional uno de los más graves ha sido la ruptura el pasado 8 de mayo del Acuerdo nuclear con Irán cuyas consecuencias futuras resultan imprevisibles.

  • José Ramón Villanueva Herrero

    El asesinato del periodista Jamal Ahmad Khashoggi, ha vuelto a poner de actualidad a Arabia Saudí, un país que siempre ha hecho gala de un absoluto y flagrante desprecio por los derechos humanos y en donde las ejecuciones públicas son práctica habitual.

  • José Ramón Villanueva Herrero

    En el conflicto político originado en Cataluña como consecuencia del procés independentista, la voz de la Iglesia católica apenas se ha dejado oír. Es por ello que resultan interesantes las reflexiones recogidas en el documento Es posible renovar la convivencia, elaborado conjuntamente por los colectivos Cristianisme i Justìcia, vinculado a la Fundació Lluís Espinal de Barcelona y EntreParéntesis del Centro Fe-Culturas-Justicia de Madrid, en un intento de tender puentes y buscar soluciones consensuadas ante un conflicto que, como bien señalan, no debería nunca haber salido del debate político y que produce una gran incertidumbre ante el futuro inmediato de Cataluña y el temor a que aumente fractura social surgida entre partidarios y detractores del procès.

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Desde que en el 2008 estalló la crisis global ya nada es igual en nuestras vidas: cambios profundos y retrocesos graves han sacudido la economía, el sistema político y, en consecuencia, nuestra sociedad. Tenemos la sensación de que lo que hasta entonces era nuestro modelo de vida ha entrado en un declive (¿irreversible?) que está resquebrajando el Estado del Bienestar, Y esta situación de desencanto y pesimismo parece mostrarnos un futuro incierto ante lo que hasta ahora eran nuestras evidencias y seguridades, azotadas éstas por un triple vendaval.

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Nos hallamos en pleno debate político y ciudadano en torno a la exhumación del general Franco de la Basílica del Valle de los Caídos, del panteón de Cuelgamuros, edificio del Patrimonio Nacional en el que por espacio de más de 4 décadas se ha seguido honrando

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Resulta preocupante la aprobación el pasado 19 de julio de la Ley Básica del Estado-Nación Judío por parte del Parlamento de Israel, un ejemplo más de la deriva cada vez más derechista del gobierno de Binyamin Netanyahu, alentado por el apoyo entusiasta que le brindan los EE.UU. de Donald Trump. Y es que tan polémica ley, pretende imponer el predominio del carácter judío del Estado por encima del carácter democrático del mismo y, en consecuencia, supone una inaceptable exclusión para los ciudadanos árabes israelíes (el 21% de la población) y demás minorías no judías como es el caso de los drusos y los cristianos, además de otros aspectos muy negativos como la declaración del hebreo como único idioma oficial, excluyendo de tal condición al árabe, o el apoyo a los asentamientos judíos en territorio palestino, ya que la ley señala expresamente que el Estado los considera como “un valor nacional y actuará para promover su establecimiento y consolidación”, toda una pésima noticia que termina de volatilizar los anhelos de una paz justa entre Palestina e Israel.

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Hace unos días, Pedro Luis Angosto escribía que nos hallamos ante uno de los momentos más peligrosos de la historia de la Humanidad desde que acabó la II Guerra Mundial. Tras esta contundente afirmación aludía a los negativos efectos de la globalización, tanto en cuanto ha supuesto un brutal ataque a la democracia, así como al resurgir de actitudes xenófobas y fascistas que, utilizando temas tan sensibles como la migración, y bien que lo constatamos diariamente, están captando adeptos entre una población cada vez más temerosa ante una supuesta e imaginaria "invasión" de nuestra civilizada Europa. Así las cosas, la situación se agrava mientras la derecha democrática coquetea con algunos de los postulados de la ultraderecha fascista y la izquierda europea se halla desarbolada, incapaz de articular un programa social y solidario que recupere los valores esenciales de la democracia y que sirva de dique efectivo ante semejante ofensiva reaccionaria.

  • José Ramón Villanueva Herrero

    Muchas cosas han cambiado desde que Mustafá Kemal proclamara en 1923 la República de Turquía, instaurándose así un nuevo sistema político que ponía fin al caduco Imperio Otomano. Fue entonces cuando, mediante una serie de profundas reformas, se pretendió crear un nuevo estilo de ciudadano turco, republicano, nacionalista y secular similar al existente en otros países europeos. Estas reformas supusieron la adopción del alfabeto latino y el calendario gregoriano, los códigos legislativos europeos, se promovió la forma de vestir occidental y también, algo muy importante para un país de mayoría musulmana: la desaparición de la religión del ámbito educativo y de la judicatura. De este modo, la religión se puso bajo el control del Estado y en 1928 se suprimieron los artículos de la Constitución de 1924 que conferían al islam el título de religión oficial de Turquía. De igual modo, se emancipó el papel social de la mujer, caso inédito en el ámbito musulmán de la época, permitiendo su plena inserción en el sistema educativo y laboral, concediéndole además el derecho al voto en las elecciones municipales en 1930 y para las generales en 1931, antes que muchos países de Europa, incluido el caso de España, donde el derecho al sufragio femenino se lograría en 1933.