¿Y si cerramos el Senado?

Enviado por Anónimo (no verificado) el Sáb, 22/01/2022 - 10:33
Senado

Es opinión general su inutilidad, a no ser que se reforme como auténtica cámara de representación territorial

En las 8 constituciones de nuestra historia ha predominado un sistema bicameral: el Congreso de los Diputados y el Senado. Las excepciones han sido la Constitución de Cádiz de 1812 y la de la II República de 1931. En las otras: el Estatuto Real de 1834, y las de 1837 (progresista), 1845 (moderada), 1869 (progresista), 1876 (moderada) y la actual de 1978 han existido dos Cámaras. Una segunda Cámara en los estados federales se argumenta que representa a los estados, mientras que la primera Cámara a los ciudadanos. En los estados centralistas, que ha sido España desde 1834 a 1923 –con la excepción de la República federal de 1873– las justificaciones del Senado han sido otras: contrapeso al hipotético radicalismo del Congreso y de fortalecer el poder de la Corona.

Según Carmelo Romero en un espléndido libro Caciques y caciquismo en España (1834-2020), el Senado fue una Cámara muy dependiente de la Corona, y que le sirvió para premiar a eclesiásticos, militares, políticos, académicos…y, sobre todo, a nobles. Durante la Restauración canovista, más del 40% de los senadores vitalicios, nombrados por la Corona, eran nobles.

Llegamos a la democracia actual. La Ley para la Reforma Política (LRP) de 1977 restableció el bicameralismo, y, por ello, el Senado. La justificación varió respecto al pasado, incidiendo que para representar los territorios. Por ende, todas las provincias tendrían los mismos senadores –cuatro independientemente de su población–. No era la motivación territorial, el único ni quizás el motivo principal. Ante la incertidumbre de las primeras elecciones, tras 40 años de dictadura, se asignaron a todas las provincias los mismos senadores, favoreciendo las opciones conservadoras, dado que las posibilidades de la izquierda eran muy superiores en las de mayor población. Se buscaba un Senado conservador para que, como en el pasado, fuera dique de contención ante cualquier atisbo de radicalismo político del Congreso y más en un proceso constituyente. No obstante, para las elecciones al Congreso ya se tomaron decisiones para darle un carácter conservador con el sistema electoral diseñado por el gobierno de Suárez. La asignación de diputados a las provincias primaba a las menos pobladas, más moderadas y progubernamentales.

Respecto al Senado, la Corona volvía, como en el pasado, a tener protagonismo gracias a la LRP de 1977, nombrando a 41 senadores, casi la quinta parte. Entre ellos: procuradores en las Cortes franquistas, seis miembros del gobierno de Suárez, el expresidente de las Cortes, Torcuato Fernández Miranda, los alcaldes de Madrid y Barcelona, representantes del gran capital; de las empresas periodísticas; generales y almirantes, juristas y del mundo de la cultura, como Camilo José Cela. De estos 41, solo 2 mujeres. Ante su ideología conservadora clara, Felipe González comentó: «Alianza Popular tiene más representantes en el Senado por nombramiento del Rey que de 35 millones de españoles».

Aprobada la Constitución de 1978 y con el Estado de las autonomías, las provincias siguen siendo el marco territorial de elección de los senadores. Obviamente ya no hay designación real, ese papel lo han asumido los parlamentos autonómicos, a razón de un senador por comunidad y uno más por cada millón de censados, según el artículo 69.5 de la Constitución. El número de senadores es variable, siendo hoy 261, de los que 57 nombrados por los parlamentos. Esta designación ha servido a los partidos políticos para premiar trayectorias políticas, o para darles un puesto a quienes no lo alcanzaron en otras instituciones. Arenas del PP fue designado senador en ocho ocasiones. Los más beneficiados presidentes y consejeros de comunidades autónomas. 23 expresidentes han sido nombrados por sus parlamentos. Marcelino Iglesias en 5 ocasiones y Luisa Fernanda Rudi en 4: Joan Lerma en 10; Alberto Fabra en 5…

Por otra parte, la mayoría de los senadores –208– son electos por los mismos electores que los diputados, pero mediante un sistema diferente-mayoritario frente a proporcional y listas abiertas frente a cerradas, a razón de 4 senadores por provincia, independiente de su población.

Es una opinión general la inutilidad del Senado. Muy justificada, a no ser que se reforme como una auténtica cámara de representación territorial. Ninguna encuesta electoral pregunta por el Senado, porque nadie la encarga. Lo cual es una prueba del escaso interés de la sociedad, de los partidos políticos y de los medios de comunicación.

Asentado el Estado autonómico se vio la necesidad de reformar el Senado para la nueva realidad territorial. Tras algún intento, muchas llamadas al consenso y mucha palabrería, nunca se ha hecho, porque los dos grandes partidos no quieren reformarlo, porque su mantenimiento les supone una fuente importante de financiación, además de oficina de colocación.

¿Para qué sirve un Senado? Cuando el entonces senador Manuel Fraga tenía que explicar por qué debe existir un Senado, recurría a una anécdota de los padres de la Constitución de Estados Unidos. En la Convención de Filadelfia de 1787, George Washington, al igual que Thomas Jefferson, defendía una sola Cámara: «Si hay dos, o dicen lo mismo o dicen lo contrario, las dos cosas son contradictorias con el buen funcionamiento del Estado». Irrefutable. Si las dos cámaras opinan igual, la segunda es innecesaria. Y si opinan distinto, el sistema se paraliza.

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.